Polémica

En Mendoza dicen que la sanjuanina "récord" nunca llegó a la cima del Aconcagua

Se trata de Sonia Procopio, quien anunció ser el nuevo récord de Aconcagua por la travesía 360. La duda surge porque no tiene foto en la cumbre.
martes, 29 de enero de 2019 · 17:50

Después de que Tiempo de San Juan publicara la nota de la sanjuanina Sonia Procopio, quien realizó la travesía 360° al Aconcagua en 39 horas y 30 minutos y le sacó el récord a la alemana Suzanne Stroeer, se armó un escándalo en la provincia de Mendoza. Según publicó Diario Uno, ahora dicen que la atleta nunca llegó a la cumbre porque no tiene foto en la cumbre y porque como “testimonio” solo bajó una piedra.

Una mujer oriunda de Kosovo, y un hombre de Croacia, indicaron que cerca de las 20.30 ellos bajaban de la cumbre, y se encontraron con la sanjuanina y su compañero en la zona conocida como “La Cueva”, que está a unos 150 metros de la cima.

Indicaron que vieron a la mujer quieta en ese lugar, debido a que casi no podía moverse, y muy poco tiempo después, los dos aparecieron detrás de ellos, por lo que no daban los tiempos para que hubiesen hecho cumbre.

Además, las condiciones climáticas eran las peores. No solo que ya llegaba la noche, sino que el cielo estaba cubierto y había mucho viento.

¿Qué pasó?
Según se pudo saber, la atleta sanjuanina Sonia Procopio, comenzó a las 17 del jueves 24 de enero desde Punta de Vacas junto con su compañero. A las 4.30 del viernes 25, llegaron a Plaza Argentina (a 4.100 metros de altura), donde descansaron poco más de una hora, y a las 6 arrancaron nuevamente.

A las 14 del viernes llegaron al campamento Cólera, a 5.050 metros de altura, donde descansaron hasta las 17 que partieron rumbo a la cumbre. Ya llevaban 24 horas de caminata con muy poco descanso.

Aquí es donde empieza el problema, cerca de las 20.30 avisaron que estaban en el campamento Independencia, a 6.500 metros de altura, informaron que habían hecho cumbre, y que continuaban el descenso.

Cuando llegaron a Nido de Cóndores, a 5.500 metros de altura, Sonia debió ser ayudada por personal de la Patrulla de Rescate porque estaba muy cansada y con los ojos dañados, debido que no tenía las gafas puestas, lo que le había provocado problemas.

Consultaron con el servicio médico, quienes indicaron que hidratara entre 3 y 4 litros, que se le pusieran parche en los ojos, y además le dieron medicamentos para que se recuperara más rápido.

Los dos atletas descansaron allí hasta que se recuperaron y continuaron el descenso.

Al llegar a Horcones, se presentó en Guardaparques, donde debía demostrar la travesía que había realizado. Lo que le pedían era que mostrara una foto en la cumbre, pero ella aseguró que en camino se le volaron las gafas y la cámara de fotos que llevaba, por lo que no había podido tomarse la clásica y esperada foto en la cima del Aconcagua, a 6.962 metros de altura.

Además, debía dejar un testimonio y llevarse otro, prueba que tampoco habría podido demostrar. Lo único que expresó en ese momento, fue que como “prueba” de su hazaña había tomado una piedra de la cumbre.

Pero, es sabido por todos, que no hay forma de comprobar que la piedra fuera de la cumbre o de cualquier otro lugar del Parque Aconcagua.

Más enojos
Sonia Procopio fue entrevistada por la Revista Cumbres, como el nuevo récord de Aconcagua.

En la entrevista, le preguntaron: “¿Te considerás montañista o atleta?”, a lo que la mujer contestó: “Nosotros somos atletas. El atleta es tan diferente al andinista. Nosotros no tenemos nada que ver con ellos, somos de mundos muy diferentes. Nosotros los veíamos que venían lentos, disfrazados de astronautas, llenos de ropa. Nosotros veníamos ligeros. Cuando me dijeron que tardaban 18 días para hacer la expedición no lo podía creer. Yo ni loca, mientras más rápido mejor”.

Este comentario provocó un gran enojo, en especial para los montañistas, quienes consideraron que no se puede subestimar al cerro, que por las cosas que hizo y en el estado que llegó a Nido de Cóndores podría haber muerto si no la auxiliaba personal de la Patrulla de Rescate, y que le falta “bastante humildad”, por sus dichos.

Fuente: Diario Uno. 

Comentarios