¿Preso de sus palabras?

Después del vendaval contra Guillermo, Tévez no jugaría en San Juan

Los hinchas, los dirigentes y hasta varios de sus compañeros le cuestionan las críticas que le hizo al ciclo del 'mellizo'
martes, 29 de enero de 2019 · 16:13

Fue el jugador del pueblo, pero hoy sólo recoge críticas de esos mismos hinchas que alguna vez lo veneraron. Sigue siendo el capitán del equipo, aunque algunos de sus compañeros están sorprendidos por las declaraciones que brindó en las últimas horas. Es el máximo referente para Daniel Angelici, aunque cerca del presidente están que vuelan.

Carlos Tevez criticó a Guillermo Barros Schelotto y, a sólo un puñado de horas de sus bombazos mediáticos, se puso al Mundo Boca en contra. La gente lo despedaza en las redes sociales y los dirigentes están enojados por su inoportuna aparición del lunes. El Mellizo, mientras tanto, mandó a decir desde Estados Unidos, donde dirige a Los Ángeles Galaxy, que “por ahora” no saldrá al cruce del delantero de Fuerte Apache.

Carlos Tevez y Guillermo Barros Schelotto, cuando todavía estaban juntos en Boca (EFE).

Carlos Tevez y Guillermo Barros Schelotto, cuando todavía estaban juntos en Boca (EFE).

Gustavo Alfaro, por su parte, piensa darle descanso, aunque la decisión del técnico no pasa por un castigo: el bicampeón de la Superliga tiene que jugar dos partidos en cuatro días. En ese sentido, Mauro Zárate sería titular ante San Martín, el jueves en San Juan, y Tévez podría volver a ser de la partida el domingo, ante Godoy Cruz, en la Bombonera.

“¿Con qué necesidad dice esto? Es un momento en el que hay que colaborar. No suma nada criticar a Guillermo ahora”, le dijo a Clarín un dirigente. “Tiene que jugar, ganar y pedir perdón. La gente no quiere este puterío”, arremetió otro de los integrantes de la Comisión Directiva. A Nicolás Burdisso, el manager, tampoco le gustó.

El ex marcador central y compañero de Tevez en Boca y en la Selección quiere perfil bajo. Sin ir más lejos, el domingo en la previa del partido contra Newell’s, utilizó estas palabras para referirse a la polémica que generó Antonio Mohamed, quien aseguró que Burdisso había sido el único obstáculo para su arriba al gigante azul y oro: “No gasto energía en polémicas”. Justamente, lo que no quiere el secretario técnico es un conflicto interno.

¿Tevez salió a disparar contra Guillermo para desviar el foco de atención en uno de sus peores momentos en el club? Su rendimiento está por debajo de las expectativas que tenía Gustavo Alfaro. El nuevo técnico lo empoderó, pero Carlitos está lejos de ponerse la capa de Superman como en sus mejores tiempos.

Guillermo consideraba “un problema” la presencia de Tevez porque dividía un vestuario que históricamente estuvo cargado de egos y porque nunca volvió a ser el mismo después de su paso por el Shanghai Shenhua de China. Los hinchas dejaron pasar el desplante cuando decidió volver. Pero les cayó muy mal que agitara sus rencores en esta etapa de reconstrucción. Sólo basta repasar algunos de los miles de comentarios en Twitter, donde #Tevez fue trending topic.

Alfaro, en tanto, intentó mantenerse al margen de esta controversia. Y empezó a preparar el equipo para jugar el jueves ante San Martín, un partido pendiente de la duodécima fecha que Boca postergó por su participación en la Copa Libertadores. Y la pregunta que todos se hacían bien temprano en Casa Amarilla, cuando el plantel volvió a las prácticas, era si Carlitos será titular.

El nivel que mostró Zárate en el segundo tiempo, cuando el equipo tuvo mayor fluidez en el juego, invitaba a las dudas. Sobre todo, porque 72 horas después del choque con los sanjuaninos, el actual bicampeón del fútbol argentino recibirá a Godoy Cruz de Mendoza. Y en principio, Tevez le dejaría su lugar al ex ídolo de Vélez como parte de una rotación que también incluiría las salidas de Wilmar Barrios y Darío Benedetto. Sus lugares serían ocupados por Nahitan Nandez, que decidió continuar en el club, y Ramón Wanchope Abila.

¿Y qué sucederá si Zárate la rompe ante San Martín, como sucedió el domingo en Rosario? Esa será otra historia, claro.

Fuente: Clarín

Comentarios