La otra elección

El sanjuanino desconocido que pisa fuerte en la AFA

Es Claudio “Chiqui” Tapia, presidente de Barracas Central, yerno de Hugo Moyano y que se anota para suceder a Grondona en una elección donde juegan fuerte los clubes de Ascenso que él representa.
sábado, 06 de junio de 2015 · 09:01
En los medios nacionales lo catalogan como "el hombre fuerte del Ascenso”, "el que viaja siempre con la Selección Argentina” y hasta como "el principal jugador que tiene la elección de AFA”. Quien quiera suceder al fallecido Julio Grondona tiene que hablar con el bloque de Ascenso y a ese espacio lo lidera un sanjuanino. Es Claudio "Chiqui” Tapia, quien se fue de joven de su Concepción natal para saltar de barrendero a ser uno de los hombres de confianza de Hugo Moyano, tras casarse con su hija Paola y darle nietos con sangre sanjuanina al líder de la CGT disidente. Hoy Tapia en San Juan es un desconocido pero a nivel nacional el insigne presidente del club Barracas Central y figura en el puñado de dirigentes con chance fuerte de llegar a comandar la Asociación de Fútbol Argentino. 
 
"Yo creo que a cualquiera le gustaría ser presidente de AFA, el que diga que no le gustaría miente, después hay un montón de circunstancias que se tienen que dar para que uno pueda ser candidato y después pueda ser presidente. Seguramente que uno sueña con la posibilidad en el interior de uno, pero hay que tener los pies sobre la tierra y ver la mejor opción”, dijo el sanjuanino hace unos días en declaraciones a Radio La Red en Buenos Aires, sin ocultar sus aspiraciones.
La definición de uno} de los cargos más gravitantes del país se dará en octubre a través de la Asamblea de AFA y para ganar allí se necesita la mayoría de sus 75 integrantes. Entre el Ascenso y el fútbol del interior suman 45 votos y ese es el terreno que representa y domina Chiqui, cacique del barraqueño que juega en el Nacional B. 
 
"Yo creo que sí tengo muchos seguidores, después se verá al momento de votar, por lo menos lo que me manifiestan a mí es el apoyo y el acompañamiento para las decisiones que uno tiene que tomar en representación del Ascenso, pero creo que los cargos son de forma y tampoco hay que creérsela”, observó el sanjuanino en las declaraciones radiales. Más allá de su propia percepción, el peso de Chiqui es indiscutible en el mundo futbolero nacional. Ya hay campañas en las redes sociales posicionándolo y apoyos explícitos de dirigentes entusiasmados con darle vigor a los clubes chicos. 
 
Aunque él dice que "No es sano que se autoproclamen candidatos en este momento”, el nombre de Chiqui suena entre los cinco que perfilan para manejar la AFA por los próximos 4 años, junto con el del actual presidente  Luis Segura, el secretario general de la Conmebol José Luis Meiszner, el titular de Belgrano Armando Pérez y el mediático y vice de San Lorenzo Marcelo Tinelli, este último con problemas de forma para presentarse.
 
El conductor televisivo suma rechazos, incluido el del sanjuanino: "Si Marcelo está habilitado que compita pero por la última resolución del comité ejecutivo no está habilitado. Tinelli ha hecho grandes cosas en San Lorenzo pero no puede ser candidato hay que ser respetuosos de las decisiones y de los letrados y los organismos”, evaluó Tapia. También lo criticó a Tinelli después de que los candidatos a presidente lo visitaran en el show e hicieran cierta arenga a favor del desembarco de la estrella televisiva en la conducción de la AFA. "Me parece que no está bien que los políticos se metan en una elección o a tratar de inclinar la balanza, los que votamos somos nosotros en las elecciones nacionales para que conduzcan el país y no está bien que los políticos se metan en la interna de la AFA porque la tienen que hacer los clubes”, se quejó en declaraciones radiales el Chiqui.
 
Además de su gravitación en el Ascenso, el sanjuanino cuenta con la espalda que le da ser yerno del jefe sindical y presidente de Independiente. "Moyano ha manifestado que su esencia es jugar para los que menos tienen, sin duda jugará para el lado de los clubes del Ascenso”, evaluó Tapia en La Red sobre el papel del líder de Camioneros. 
 
De barrendero a loado líder futbolístico
 
Tiempo de San Juan contó la historia de Tapia en abril de 2013. Hace años que no vive en su terruño pero viene a visitar a su familia por lo menos una vez al año, en los veranos, y es un admirador de los paisajes de Iglesia y Ullum. Tiene una hermana que trabaja en la obra social del sindicato de Camioneros en San Juan y el líder de STOTAC local, Enrique Castro, lo conoce de cerca. 
 
Se sabe que Chiqui se crió en un hogar humilde ubicado en las inmediaciones de Falucho y Sarmiento, a la vuelta del club San Martín en Concepción y que por eso suele vérselo en la cancha cuando viene de visita, alentando al Verdinegro, hasta con ficha de filiación al club encima. 
 
De joven se fue a probar suerte en Buenos Aires y era barrendero hasta que conoció a María Isabel Paola Moyano, una de los cinco hijos del poderoso sindicalista, con quien tienen una marcada diferencia de edad.
Los que conocen a Chiqui dicen que Moyano lo quiere como a un hijo más y el sanjuanino lo llama "maestro”. En los ’90, Tapia se habría hecho cargo de un corralón en Palermo que funcionaba como centro de acción de Camioneros.  La cercanía con el cegetista habría despertado celos de Pablo Moyano y por eso  Tapia fue "reubicado”, llegándole el desafío de comandar Barracas Central, donde está hace más de una década y cuya cancha lleva el nombre del cuyano. Allí sus seguidores aseguran que el sanjuanino, que llevó al club al Nacional B y que se consideraba grondonista, es el mejor dirigente del Barracas en toda su historia de más de un siglo.   
 
¿Cómo se elige al sucesor de Grondona?
 
Cada postulante debe reunir ciertos requisitos de edad, moral y acreditar su condición de directivo de club o de la AFA por períodos no inferiores a cuatro años como mínimo. También debe estar respaldado por el aval de 7 asambleístas. La Asamblea en la cual se elige presidente deberá realizarse en el periodo comprendido entre el 16 y el 25 de octubre (así lo establece el estatuto de la AFA). Serán 75 los asambleístas que votarán para elegir a quien liderará la institución hasta 2019 (un año después del Mundial de Rusia). Cada uno de ellos tendrá un voto, que será secreto. Se llega a los 75 así: 30 representantes por los clubes de la Primera División; 12 que vendrán de la B Nacional (siete de clubes indirectamente afiliados a la AFA y los cinco directamente afiliados: All Boys, Ferro, Chacarita, Los Andes y Villa Dálmine); 10 por la Primera B Metropolitana; 6 por la Primera C; 5 por la Primera D; 10 por las Ligas Afiliadas del Interior (que son 217: del Norte -Ligas de Salta, Tucumán, Jujuy y Catamarca-; Centro -Ligas de Córdoba y Santiago del Estero-; Cuyo-Ligas de San Juan, La Rioja, Mendoza y San Luis-; Sur -Ligas de Tierra del Fuego, Chubut, Neuquén, Río Negro y Santa Cruz; Litoral -Ligas de Formosa, Chaco y Santa Fe-; Mesopotámica -Ligas de 
Misiones, Corrientes y Entre Ríos-; Bonaerense Pampeana -Ligas de Buenos Aires y La Pampa-. Además, otros representantes serán electos conforme lo determine el Consejo Federal y por el Torneo Federal A.



Comentarios