PRIMERA DIVISIÓN

Estudiantes se impuso ante Banfield y lo dejó complicado

Estudiantes sumó su segundo triunfo al hilo ganándole 3 a 0 a Banfield casi sin transpirar. El Taladro se complica con el promedio y los hinchas locales explotaron contra los dirigentes.
sábado, 19 de mayo de 2012 · 16:47

Parecía un partido entre dos equipos de categorías diferentes. Muy diferentes. Es que Estudiantes jugó como un equipo de Primera, aún con su andar irregular, y Banfield jugó como un equipo que participa en una liga de un rango inferior, pero bastante inferior. Y el Pincha aprovechó esta diferencia. No se habían acomodado que Estudiantes llegó y facturó apenas habían pasado 11 minutos. Sarulyte capturó una pelota perdida en el área y puso arriba al Pincha. La impaciencia bajaba desde las tribunas de Banfield, que no pegaba una. El Taladro debía mantener la calma para no irse del partido, pero sus jugadores, muchos jóvenes, no pudieron abstraerse del clima que había en la cancha.

Por su parte, Estudiantes, con la Gata Fernández muy movedizo en el frente de ataque casi mete el segundo con un remate que se fue desviado tras una buena jugada asociada, mostrando una clara superioridad. El medio del Pincha lucía como en tiempos no tan lejanos, con las actuaciones destacadas de Verón, Braña y Enzo Pérez. Hay que decir que ayudaba el desconcierto y las debilidades de Banfield. El local solo contó con un remate de Barbaro desde lejos que pasó cerca del ángulo izquierdo. El primer tiempo se fue entre un equipo que se floreaba, y otro que se retiró envuelto en reproches por parte de la hinchada que lanzó el clásico "Que se vayan todos", y con insultos para el presidente, Carlos Portell.

En el complemento, la pelota era de Estudiantes y las dudas de Banfield. Faltaba casi todo el segundo tiempo, pero el partido parecía definido hacía rato. Los de Zuccarelli regularon, no atacaban tanto, y se pararon de contra para salir con esa táctica si el partido lo requería porque los de Acevedo no le creaban problemas. Inclusive, ni cuando Verón se fue a los 15 minutos por un golpe en el tobillo izquierdo, los locales pudieron cambiar el trámite del partido.

Entre un Estudiantes que no atacaba y un Banfield sin ideas, el partido cayó en la intrascendencia. La Gata Fernández se apiadó de los hinchas que se trasladaron desde La Plata, y marcó el tercero como para que el último cuarto de hora no los aburriera. Así, el Pincha se quedó con una victoria merecida, para lo que le alcanzó sólo con mostrar la diferencia que hay entre uno y otro. Sin despeinarse. Fuente: Olé