Tiembla la Copa Argentina

La final ¿se juega o no en San Juan?

Algunas versiones indican que la provincia corre riesgo de no ser sede en la última instancia de la Copa. Sin embargo, Alfredo Derito salió a desmentir todo y aseguró que la final se juega sí o sí acá. Por Carla Acosta.
lunes, 16 de abril de 2012 · 10:21

Por Carla Acosta
Tiempo de San Juan

En Casa de Gobierno anunciaron que la final de la Copa Argentina se jugará en San Juan. Pero en los últimos días estuvo rondando  el rumor de que la provincia corre riesgo de no ser sede de la última instancia de la Copa. Entre periodistas y los mismos organizadores de certamen, lo dicen fuera de micrófono. Sin embargo, consultado sobre el tema Alfredo Derito, Presidente de la Liga Sanjuanina de Fútbol, desmintió todo y confirmó que la final se juega en San Juan sin importar quién llegue. A todo esto uno de los puntos que abre debate es qué provincia lleva más gente a la cancha.

En febrero de este año, el gobernador José Luis Gioja  anunció que la final de la Copa Argentina se juega en San Juan. Sin embargo, ya oficializada la noticia en esta provincia, se hizo eco en todo el país causando revuelo y sorpresa para muchos, especialmente para la prensa porteña. Antes, se habló del estadio Antonio V. Liberti de River Plate, y de Catamarca y Salta como sedes.  Tras llegar un acuerdo con AFA, la empresa Santa Mónica y la Liga Sanjuanina de Fútbol, la final del certamen se jugará en el “Gigante” de Pocito que tiene una capacidad de 25.000 personas.

Hasta el momento se jugaron 10 partidos en el Bicentenario: Estudiantes de la Plata- Unión de Villa Krause, Guaymallén (MDZ)- Deportivo Merlo, San Martín de San Juan-Sarmiento de Junín, Sportivo Desamparados-Gimnasia (LP), Aldosivi-Independiente (MDZ), Godoy Cruz-Sportivo Italiano, Racing Club-El Porvenir, Boca Juniors- Central Córdoba, River Plate-Defensores y River Plate-Quilmes. Salvo los encuentros que disputaron el Millonario y el Xeneize, el resto tuvo marco de público muy pobre.

En primera instancia, River Plate llegó a San Juan para enfrentar a Defensores de Belgrano. La
cancha se llenó en un 80 % teniendo en cuenta que el millonario trajo un equipo alternativo y que en la vereda de enfrente se encontraba el “Burrito” Ortega. La segunda visita fue ante Quilmes, donde los millonarios llenaron su parcialidad popular y plateísta mientras que el rival sólo llevo 50 personas. Es ahí donde comienza a surgir el problema. Se firmó el acuerdo ¿Por qué los organizadores insisten en sacar números sobre qué estadio llenó más? En fin, parece que Salta y Tucumán, ante el trato ya firmado, siguen peleando la final a sol y sombra.

Otro de los puntos clave y teniendo en cuenta cómo marcha la grilla de clasificados es que se replantea la posibilidad de que River y Boca se crucen en una final. Ahí también comienzan a surgir los interrogantes ¿Es chico el Bicentenario para albergar un clásico de tan magnitud? ¿Las vías de ingreso son seguras? Otra vez un abanico de preguntas. Claro, todos quisieran tener un superclásico.

¿Seguridad alterada?

Alfredo Derito, en el programa “Paren las Rotativas” (Canal 5) recientemente comentó que le pareció raro que las puertas de acceso a la popular en el Estadio del Bicentenario las hayan abierto hinchas puyutanos en el partido ante Instituto de Córdoba: “Yo no sé por qué ese día se abrieron las puertas, no sé si fallaron o qué. Son puertas con cierre centralizado que se abren sólo para afuera si hay sismos. No tienen candado porque se abre con códigos de seguridad”, lanzó el dirigente.


Otras Noticias