OTRA VISITA DE UNA FIGURA

Ídolo interminable

El Burrito Ariel Ortega se presenta en San Juan por la Copa Argentina. Será con la camiseta de Defensores de Belgrano enfrentando al club de sus amores River Plate, algo que sucede por segunda vez. Es otra oportunidad en que una divinidad futbolera para los hinchas llega a la provincia.
miércoles, 07 de diciembre de 2011 · 08:27

Por Fabio Cavaliere
fcavaliere@tiempodesanjuan.com

Potrero puro, gambeta endiablada, desparpajo en su juego, las medias caídas fueron una marca registrada de su fútbol divertido y sin ataduras. Así deleitó desde su debut  en primera hace exactamente 20 años. Idolo sin fecha de vencimiento el Burrito Ariel Ortega jugará hoy por segunda vez en San Juan, en lo que será una nueva presentación de esa clase de futbolistas que reciben adoración por parte de los hinchas.

Más aún, según los chicos de la filial San Juan, que consiguieron más de 450 entradas para agrupaciones de todo el país,  admitieron que “la mayoría viene para ver al Burrito”, por lo que les dijeron.  

Por estos 32avos de la Copa Argentina Orteguita no jugará con la camiseta de su amor de toda la vida, River Plate, sino enfrentándolo con su actual equipo de la Primera B, Defensores de Belgrano.  El Bicentenario será testigo de la segunda ocasión en la historia que el destino lo pone enfrente del club en que nació y triunfó. La única vez fue en Rosario, por el  Clausura 2005, cuando el Newell´s campeón que capitaneaba el jujeño ganó 4-2, incluyendo un gol de penal de su autoría y por el que luego pidió perdón.                  
     
Ortega es una más de las figuras rutilantes que llegaron a la provincia en los últimos tiempos, ya sea por los ascensos de San Martín a la máxima categoría o por la presencia del combinado nacional para disputar amistosos.             

Primeramente hay que mencionar que el ex jugador de la selección, dónde también fue ídolo,  visitó por única vez la provincia con River en el 2007. Fue en el histórico partido que San Martín ganó por 1-0 en Concepción. 

Fue en ese mismo Clausura el que trajo a Boca y a los dos máximos ídolos xeneizes de las últimas décadas, como Román Riquelme y Martín Palermo, que anotó  los dos goles de la victoria sobre el Verdinegro. 

El “Loco” volvió a venir en enero del 2010 con la albiceleste que dirigía Diego Maradona en el 3-2 con una juvenil Costa Rica.       

Por cierto, El Diego arribó esa vez como DT pero ya había mostrado su magia acá en la histórica visita de la selección argentina del Flaco Menotti en 1982. Fue inédito y sorpresivo porque vinieron muchos jugadores que finalmente integraron la lista mundialista en España. Fue una goleada  de la selección sobre un combinado local, en el Estadio Abierto del Parque de Mayo.      

Así pues, quedará por ver si esta Copa Argentina, dónde San Juan es una de las sedes, trae a la provincia a otro futbolista con categoría de ídolo. Habrá que esperar hasta las próximas instancias.

Comentarios