Una disciplina donde Argentina es potencia mundial

El básquet cambia o muere

En San Juan, en los últimos años dos campeonatos se definieron en los escritorios, asiste poco público a las canchas, hay polémicas por doquier, pobres rendimientos en regionales juveniles y la selección mayor ni siquiera existe. Todo esto vive desde hace más de una década el deporte de la naranja.
martes, 27 de diciembre de 2011 · 09:25

Por Fabio Cavaliere
fcavaliere@tiempodesanjuan.com

“El nivel es bajísimo si seguimos sin competir vamos a desaparecer”,  la frase lapidaria es de Hugo Masciadri, ex presidente de la Federación Sanjuanina de básquet hasta septiembre. “Creo que por los menos ahora los torneos terminan”, es lo primero que dice el máximo referente local de este deporte en las últimas décadas, Claudio Manrique, actual base de Del Bono. La cita es en alusión a que en los últimos años dos torneos se definieron en los escritorios por dilemas entre los clubes que debían disputar la final. Aunque eso sólo es la punta de iceberg de la decadencia que vive el deporte de la naranja desde hace más de 10 años en la provincia. Algo que contrasta con el nivel del país ya que es una potencia mundial con títulos históricos de la selección y de clubes.    

Algunos datos: El último Regional de mayores en que San Juan estuvo presente fue en 2006, desde entonces no hay selección de primera. ¿Juveniles? Aunque se asiste a los regionales sólo se alcanzó a clasificar a un Argentino en 2008 en Catamarca en la categoría Sub-13. Vale decir que la suerte jugó para SJ ya que no se presentó ni San Luis, ni La Rioja y Mendoza aceptó jugar un sólo partido aquí en cancha de Universidad.

“A mí me daba vergüenza como sanjuanino ir a esos campeonatos donde los chicos iban sin entrenarse y con camisetas prestadas”, dice Horacio Archilla actual mandamás de la Federación y padre de un juvenil que integró esas selecciones.  “La Federación no existía, estaba gobernada por dos o tres clubes tradicionales que decidían cuando jugaban, armaban ellos el calendario, ni siquiera había entrega de premios”, dice el ex presi de Ausonia. 
Tan mal está el básquet que para los Juegos Binacionales la Subsecretaría de Deportes ni siquiera consultaba a la Federación, confiesa Archilla: “Directamente ellos designaban a los técnicos que se encargaban de buscar a los chicos”.

Las polémicas en el básquet fueron moneda corriente en los últimos tiempos, a los hechos de violencia en las canchas, arbitrajes con mucho que desear, se sumaban las penas del Tribunal de Disciplina que no eran respetadas o se daba marcha atrás y los jugadores sancionados terminaban jugando sin purgar pena alguna.   

El público es otro punto a tener en cuenta: “La gente no acompaña, Del Bono está en su segunda temporada en el Torneo Federal (tercer nivel nacional) y la gente no va. Un partido de inferiores donde van los padres lleva más gente que nosotros” suelta tajante Manrique.   
Masciadri se hace cargo y dice que los máximos responsables “somos los dirigentes” aunque también expresa que no hay grandes formadores de jugadores: “Los entrenadores están todos enfrentados, el que te diga que no es puro verso”.    

 Por cierto, la infraestructura juega otro papel preponderante. “Yo no veo nada distinto en las canchas están iguales, salvo Del Bono. No se puede jugar bajo cero”, dice Manrique que juega en primera desde fines de los ’90 con relación a que casi no hay canchas techadas en la provincia y con piso de madera ni hablar. 

Sobre toda esta malaria que asoma en el ámbito de la naranja un farolito de esperanza se encendió en octubre pasado: La medalla de plata lograda por San Juan en los últimos Binacionales. Por primera vez se logró un subcampeonato en estos torneos donde juegan chicos Sub-16.

Seguro que ese es el buen comienzo para renacer. “Siempre hay materia prima el tema es pulirla.

Al jugador se incentiva si ve una federación ordenada y un campeonato competitivo”, cierra Manrique.   

 

Comentarios