Polémico

Repasá el informe especial de Tiempo sobre animales sueltos

La muerte de Ana Yossa y sus dos hijos al chocar contra un caballo atravesado en la ruta 141 fue el disparador de un informe que se imponía sobre el tema. En 2014 este diario también había realizado igual trabajo.
sábado, 14 de noviembre de 2015 · 18:40
INFORME ESPECIAL

A un año de la tragedia, la ruta en Bermejo sigue llena de animales

Tiempo de San Juan recorrió la Ruta Nacional 141 a la altura de Bermejo, donde murió Ana Yossa y sus dos hijos al chocar contra un caballo, y se encontraron vacas, terneros, chivos y manadas de caballos sueltos. Nada parece haber cambiado por las tres muertes que golpeó a los sanjuaninos.

A un año de la tragedia, la ruta en Bermejo sigue llena de animales

Un kilómetro antes de llegar al control policial de Bermejo (yendo desde la Ciudad de San Juan), cuatro caballos cruzan la Ruta Nacional 141 con total paciencia.

El sol ya se había escondido detrás del cerro Pie de Palo cuando el auto que conducía Federico Aguilar  (39) chocó contra una yegua preñada que le apareció de la nada por la banquina ubicada al Norte de la Ruta Nacional 141. El impacto desató una tragedia que caló hondo en los sanjuaninos y fue noticia nacional: ese animal suelto provocó la muerte de Ana Yossa (41) y la de sus hijos Santiago (3) y Ernestina (7). Eso fue el  viernes 11 de julio de 2014, cuando la familia de sanjuaninos que vivían en Villa Allende, Córdoba, habían viajado a visitar a sus familiares y amigos de toda la vida. Un año después, Tiempo de San Juan recorrió el lugar y comprobó que los animales sueltos en ese tramo de la mortal ruta siguen siendo una constante.
El recorrido fue en el tramo comprendido entre el control fitosanitario y el lugar la triple tragedia, unos pocos kilómetros al Oeste del control policial de Bermejo.
Al poco andar ya aparecieron los animales deambulando con total libertad por la vera de la ruta. A las 9 de la mañana se pudo divisar cómo una vaca seguida de su ternerito caminaba y se detenían a pastar. No había nadie que los cuidara y el único motivo por el que no cruzaban el camino por el que transitan los vehículos es porque iban encontrando comida por donde andaban. Sólo ese instinto animal separaban a esas dos bestias de un posible accidente de tránsito.
Tras registrar ese peligro en fotos, la sorpresa fue mayor a la altura de kilómetro 149. Allí había tres caballos que caminaban y comían libremente. Estaban al Sur de la ruta, entre las vías del tren y un alambrado.
En ese punto se pudo constatar que no es la primera vez que hay animales sueltos en ese sector: paralelamente a la ruta, a unos 20 metros al Sur, había un sendero marcado que deja en evidencia que por allí transitan a diario. Eso está lejos del alambrado que debiera contenerlos.
A poca distancia de ese lugar, más cercano a la ruta que los caballos, había un matucho comiendo pasto. El animal, lejos de espantarse por la detención del vehículo y la presencia de los periodistas, parecía posar para las fotos. Indudablemente está acostumbrado al tránsito de vehículo a solo metros suyo.
La presencia de la vaca, el ternerito, los caballos y el chivo, todos sueltos, se observaron antes de llegar a la entrada al Santuario de San Expedito.
El relevamiento periodístico pudo constar un peligro peor más cerca del control policial de Bermejo, a la altura del pueblo de Bermejo, acercándose al objetivo principal: la escena de la triple tragedia.
Es que pasando la entrada al santuario se pudo ver cómo dos caballos cruzaban la ruta. Uno de ellos era una yegua overa con un cencerro y las patas delanteras maniatadas. El otro la seguía. Allí se pudo ver un alambrado al Sur de la ruta, pero no se divisaba que hubiera algún cierre perimetral que contuviera a los animales hacia el Norte, donde está el pueblo. Según un policía del control policial, sí hay un alambrado metros más adentro del campo y no se divisa desde la ruta. En todo ese tramo de la Ruta 141 hay tramos que se observa un alambrado y otros que no.
Lo cierto es que, si hay alambrado que no se ve desde la ruta, los animales estaban en el lugar que no debían estar: cerca de la ruta y en libertad.
Faltando un kilómetro para llegar al puesto policial, Tiempo de San Juan pudo presenciar en directo el peligro de una manada suelta de caballos suelta cruzando la Ruta Nacional 141, lo que estuvo a punto de provocar un accidente (ver nota del video).
Con solo detenerse en la ruta unos minutos en ese punto, a un kilómetro del control policial, se puede escuchar el cencerro de otros animales que andan pastando por el campo y, por el sonido, evidentemente estaban a poca distancia. También se escucha con claridad el ladrido de los perros y el sonido de las radios de los puestos y del pueblo de Bermejo.
Eso permite una conclusión muy sencilla: si los dueños de los animales viven en las cercanías, escuchan cómo los vehículos tocan bocinas a las bestias sueltas. Y también escuchan, indudablemente, las frenadas bruscas.
Al llegar al control policial de Bermejo se pudo constatar que había una camioneta Ford Eco Sport color celeste con las inscripciones del Ministerio de Transporte y Seguridad Vial de la Nación. Eso fue minutos después de las 10 de la mañana del martes 7 de julio último. Un sargento de la Policía de San Juan controlaba a los vehículos que iban y venían desde la Ciudad de San Juan. A simple vista no se vio a otro policía en el puesto policial. 
Avisado el efectivo policial del trabajo que estaban haciendo Tiempo de San Juan, reconoció que también otros automovilistas le habían avisado que había animales sueltos en la ruta. Consultado sobre los controles policiales, el policía dijo que no estaba autorizado para dar información. Éste medio no vio en ningún momento que la policía patrullara la zona.
Como símbolo de la tragedia, en ese puesto policial aún está al lado de la Ruta 141 el Chevrolet Corsa Life en el que murieron Ana y sus dos hijos.
En el control se informa con cartelería de la presencia de animales sueltos y se pide que se avise a las autoridades con un llamado telefónico. Pero allí no hay señal de telefonía celular.
Más al Oeste del control policial, en el kilómetro 132, los restos óseos de dos caballos al Sur de la banquina de la ruta muestran las consecuencias de otro choque.
Más tarde, pasada las 11 horas, cuando Tiempo de San Juan regresaba hacia la Ciudad de San Juan desde el lugar de la tragedia, se encontró con el vehículo de Seguridad Vial manejado por un policía que volvía hacia el control policial. Ya no se veían los caballos sueltos en el lugar que se le habían cruzado a los vehículos, a 1 kilómetro al Este del control.
La conclusión del viaje al lugar de la triple tragedia es tristísima: la muerte de Ana Yossa y sus dos hijos, lo que mutiló a una familia, no cambió las cosas.
 

Dato
Federico Aguilar, el conductor del vehículo, quien perdió a su mujer y sus dos hijos, sigue viviendo en Córdoba y prefiere no hablar públicamente de la triple tragedia.

Textos. Gustavo Martínez Puga
Fotos: Marcela Palonés
 

Después del informe de Tiempo, la policía salió a hacer controles: hubo secuestros

El martes Tiempo de San Juan recorrió la zona de los animales sueltos, y el miércoles la policía salió a realizar controles. Secuestraron varios animales.

Después del informe de Tiempo, la policía salió a hacer controles: hubo secuestros

El puesto policial con la camioneta para realizar controles estacionada. El miércoles salieron.

Desde la regional Este, fuentes policiales informaron a Tiempo de San Juan que el miércoles salieron a recorrer la zona mencionada en el informe sobre los animales sueltos en Bermejo, y realizaron secuestros de "equinos y caprinos”.

 

"Recorrimos la 510 y la 141, y secuestramos 4 equinos y 5 caprinos”, señalaron las fuentes.

"Los operativos que hacemos y que seguiremos haciendo se hacen en conjunto, desde la Unidad Policial 1 de Vallecito a cargo del subcomisario Agüero, y la subdirección de Desarrollo Pecuario, a cargo de Alberto Pereyra", agregaron.

"Hemos tenido problemas de movilidad para realizar los controles. Cuando salimos con la camioneta (foto) o con las motos, sólo podemos orillar a los animales, tratar de sacarlos de la ruta. Ahora contamos con camiones y jinetes, lo que nos permite cargar a los animales. Cuando los dueños ven el camión controlan mucho más", aseguraron.

Los animales secuestrados "están en los corrales habilitados en Caucete, a la espera de que los propietarios realicen los trámites correspondientes, hagan sus descargos, y paguen las multas, que son muy importantes", completaron.

"Vemos que hay gente que está alambrando, desde el control hacia el este fundamentalmente, pero los animales son difíciles, buscan salir y encuentran la manera", se resignó el informante.

Tiempo de San Juan realizó la recorrida para elaborar el informe el martes, y se presentó ante el puesto policial explicando que tipo de tarea estaba realizando. Un día después, la policía salió a la ruta.

 
INFORME ESPECIAL

Animales sueltos en la ruta: 5 años, 13 muertos, 42 heridos

Ese fue el saldo de 41 accidentes de tránsito, los cuales dejaron un total de 47 heridos. Factor común: caballos y la oscuridad de la noche. El informe es en base a hechos que tomaron estado público. Por Ana Paula Zegaib

Tiempo de San Juan recopiló todos los casos de accidentes provocados por la presencia de animales en las calles y rutas que tomaron estado público desde el año 2009. El pasado 4 de julio perdieron la vida en la zona de Bermejo, sobre ruta 141, Ana Beatriz Yossa y sus hijos Santiago y Ernestina. El conteo de los casos confirma que esta zona es la más peligrosa y en la que más vidas se perdieron por siniestros del mismo tipo en los últimos años.

Tiempo de San Juan contabilizó 41 accidentes viales donde hubo intervención de animales desde el año 2009. Cinco de las 13 personas fallecidas en accidentes con animales tuvieron a Bermejo como el centro del peligro a la hora de conducir.

Además de Caucete, hay otros departamentos que engordaron las cifras de accidentes y muertos por este tipo de descuido, tales como Pocito, Sarmiento y Valle Fértil.

Otro dato importante es que, al menos 23 de los 41 siniestros con animales fueron de noche, o de madrugada cuando aún no sale el sol. En 32 de los siniestros los animales que se atravesaron en los caminos fueron caballos, en cuatro casos se trató de vacas, en uno de los casos fueron cabras y hay tres siniestros en los que no se especificó la especie de animal.

SALDO FATAL

Siguiendo el orden cronológico de los últimos cinco años, estos fueron los hechos fatales. En el año 2009, el 16 de octubre, perdieron la vida dos ingenieros de los tres que viajaban desde Mendoza al intentar esquivar una vaca sobre ruta 141 a la altura de la localidad de Bermejo, Caucete.

El 2011 comenzó con un accidente fatal ocurrido el 28 de enero en la localidad de Sarmiento, donde un joven motociclista atropelló a un caballo sobre la ruta 153, en Los Berros, y perdió la vida.

Luego, el 21 de abril del mismo año, un motociclista se estrelló con una yegua que se le cruzó sobre Ruta 150, frente al hotel de Pismanta, en el departamento Iglesia. El 28 de enero del mismo año perdió la vida un chico que circulaba en motocicleta por ruta 153, cerca de Los Berros al chocar con un equino.

En 2012, el 12 de junio, fallecieron dos hermanos que circulaban sobre Ruta 40 a la altura de la localidad de Carpintería. Los jóvenes iban hacia la ciudad de Cochagual cuando se les atravesó un animal en la ruta.

En lo que va del 2014 hubo dos accidentes graves de éste tipo.

El primero fue el 11 de mayo cuando fallecieron cuatro personas (dos parejas) que viajaban por Ruta 20, a la altura del kilómetro 448, cuando embistieron a un animal. Todos eran oriundos de Buenos Aires y perdieron la vida en la localidad de Las Trancas, 25 de Mayo.

El segundo episodio de este año fue el lamentable hecho que conmocionó a los sanjuaninos. El pasado 4 de julio donde una familia chocó contra un caballo en Bermejo, Caucete y perdieron la vida tres de los cuatro ocupantes del vehículo: la madre y dos niños de 7 (nena) y 3 años (varón). El único sobreviviente fue el padre de la familia y conductor del auto Chevrolet Corsa familiar, Federico Aguilar.

HERIDOS E ILESOS

Además de los lamentables saldos fatales, también están los casos de personas que sufrieron heridas por los animales sueltos en la ruta.

Desde el 2009 hasta lo que va del 2014 se registraron 42 heridos. Aquí se contabilizan los casos de personas lastimadas en choques con animales en la ruta y que fueron asistidas en un hospital.

Por otro lado, se registraron 38 personas a quienes les tocó vivir una situación complicada en diferentes rutas sanjuaninas con animales sueltos, pero que afortunadamente resultaron ilesas.

LUGARES

Caucete reúne la mayor cantidad de accidentes de tránsito con animales, registrando en total 15. Hubo siete de éstos que ocurrieron en la localidad de Bermejo y cuatro en El Encón, el resto se reparten en la localidad de Laguna Seca, Cuesta de las Vacas, y en la ciudad de Caucete o zonas aledañas.

En segundo lugar, Pocito registra 5 accidentes, de los cuales tres sucedieron en Carpintería.
El departamento 25 de Mayo fue el lugar de 5 accidentes con animales, de los cuales tres fueron en la localidad de Las Trancas, uno en Tupelí y el otro en el propio 25 de Mayo.
Sarmiento es otro de los departamentos a la cabeza de este informe, registrando tres accidentes con animales de los cuales hubo uno en Tres Esquinas, uno en Los Berros y uno en la localidad cabecera.

Valle Fértil registró dos accidentes con animales, al igual que el departamento San Martín. Luego vienen Iglesia, Angaco, Calingasta, Zonda, Chimbas, Rivadavia, Rawson, Santa Lucía y Chimbas que tienen un accidente con animales cada uno.

POR RUTAS

En cuanto a las rutas, el recuento de accidentes explica que de 41 accidentes con animales, hubo 26 que sucedieron en rutas. Las ruta 141 y la Ruta 40 están a la cabeza del listado de siniestros viales con 8 casos cada una.

De cerca les sigue la Ruta 20, donde tuvieron lugar siete accidentes. Las rutas 150, 147 y 510 sumaron un episodio cada una.

Los animales poseen marcas en sus lomos que están registradas en el artículo 73. Allí dice que "es obligatorio para todo propietario de hacienda el registro a su nombre de la marca o señal del ganado que usare. Se prohíbe la utilización de marcas o señales no registradas”. Estas marcas están inscriptas, indicando la identidad de los animales y de sus propietarios en el en el Registro General de Marcas y Señales.

Sucede que cuando ocurre un accidente, suelen ser los mismos finqueros quienes quitan rápidamente la marca del animal para evitar que la justicia caiga contra el dueño del mismo, según lo explicaron fuentes policiales a Tiempo de San Juan.

En último caso, fue la propia policía quien quitó la marca del animal para determinar la identidad del propietario del mismo.

En Bermejo no secuestraron ningún animal

Cinco de los 13 fallecidos en siniestros con animales, en 5 años, fueron en la localidad de Bermejo, Caucete. Allí funciona la Unidad Rural 1 de la Policía de San Juan, que fue creada con la finalidad de controlar a los animales que suelen acercarse a las rutas. Informan que, a pesar de hacer recorridas diarias, no hay registro de secuestro de animales y multas a sus dueños.

Esa unidad policial es la que el jueves último ubicó y detuvo al dueño del caballo que desató la triple tragedia. Se llama Hermes Ibáñez, tiene 40 años y vive en el barrio Enoé Mendoza. Fue detenido por orden del Segundo Juzgado Correccional y le imputaron homicidio culposo. 

Según informó a Tiempo de San Juan el principal Agüero de la Unidad Rural, la ley 6829 explica que en caso de encontrar un animal en cualquier ruta, debe ser retirado y llevado a un corral público o privado, pero con control legal.

El jefe de la base Rural 1 explicó a Tiempo de San Juan que se hacen recorridas periódicas en la zona para evitar la presencia de animales en las vías. "Nosotros tenemos la zona que va desde la Cuesta de las Vacas hasta el límite con La Rioja y también la Ruta 510 en la zona de Marayes hasta Valle Fértil”, explicó el principal Agüero, a cargo de la base policial.

El principal destacó que en caso de encontrar animales, lo que suelen hacer es solicitarle al finquero más cercano que retenga el animal hasta que su dueño lo retire. El jefe no dio números precisos de con cuanta frecuencia ocurren este tipo de intervenciones.

Según informó el oficial, el trabajo de la policía en esa zona se termina al sacar al animal suelto y llevarlo al corral.

Agüero señaló que una de las causas por las que los animales se acercan a las rutas es por la falta de agua. "Cuando hay más sequía los animales instintivamente buscan agua en las partes cercanas a las vías que es donde se acumula”, dijo. 

En otros lugares, como Media Agua, aplicaron el sistema de capturar animales sueltos en las rutas. Así, en los últimos 20 años se redujo el número de accidentes. Esto sucedió tras el accidente que le costó la vida a una joven de una familia conocida en San Juan, que perdió la vida en Media Agua en 1997.

La ley que nació con el caso Pulenta

En el año 1997, tras el accidente que casi le costó la vida a la hija de Mario Pulenta en la zona de Media Agua, en el departamento Sarmiento, se creó la ley N° 6829.

Esta ley habla sobre el ganado suelto en los caminos y dice en su artículo 38 que la autoridad de aplicación, los organismos policiales de seguridad y tránsito, deberán controlar que el ganado suelto no obstruya el tránsito en la vía pública.

El ganado de cualquier especie que fuere encontrado deambulando en la vía pública, será secuestrado y remitido al corral público o privado –habilitado judicialmente- más próximo.

ALAMBRADO RUTEROS, CON DEMORA

Las licitaciones para el alambrado de la Ruta 141 y la Ruta 20 comenzaron hace ocho meses, pero por el momento sólo hay un tramo, de casi 63 kilómetros  de la 141 que está pre adjudicado, según informó públicamente el director de Vialidad Nacional, Rubén Lomas. 

Este tramo estaría listo en 2015 con un presupuesto de $8.399.200. 

Restan dos tramos, unos 59 kilómetros sobre la Ruta 141 y 132 kilómetros de la Ruta 20, los cuales están aún sin fechas precisas de trabajo. Aún así, se precisó que el primero de los dos tramos tiene un presupuesto de $8.028.700 y los de la ruta 20 con un valor de $18.135.300.


Valorar noticia

Comentarios