como casi siempre

Sana costumbre: Despress ganó en motos

El francés obtuvo su cuarto título y relegó a su gran rival, el español Marc Coma. El triunfo de un enorme piloto en un rally que lo tuvo como protagonista de varias polémicas.
domingo, 15 de enero de 2012 · 11:50

Se terminó la batalla. Aunque prácticamente todo había quedado definido ayer, el Rally Dakar tiene un nuevo –y "viejo" a la vez campeón en motos: el francés Cyril Despres. El piloto del dorsal N°2 (subcampeón de 2011) sumó hoy al completar la 14ª etapa (Pisco-Lima) su cuarto título en la competencia off-road más exigente del planeta. Y relegó al segundo lugar a su archirrival y compañero de equipo, el español Marc Coma.

Los 29 kilómetros de especial de hoy -ganada por el noruego Ullevalseter- fueron una anécdota. La batalla entre los dos más ganadores de la última década de motos en el Dakar se había definido ayer con los problemas en la moto de Coma y su posterior salida de la ruta marcada. El catalán, además del tiempo perdido, tuvo que hacer un segundo cambio de motor y sufrió un recargo de 45 minutos. Así, hoy la diferencia en la general a favor del francés era de 52 minutos. Indescontable en situaciones normales para una etapa de poco más de veinte minutos de recorrido para los más veloces.

Esta mañana, Coma marcó un tiempo de 23m29. Despres fue 2m37 más lento. Finalmente, no tuvo necesidad de correr al catalán para alzar su cuarta corona. El francés –actualmente viviendo en Andorra- ya había logrado los títulos en 2005, 2007 y 2010, más los subcampeonatos en 2003, 2006, 2009 y 2011. Un verdadero gigante.

Sin embargo, este Dakar no fue fácil, sino todo lo contrario. Fue intercambiándose la punta de la general varias veces con Coma y quedó envuelto en una gran polémica cuando promediaba la competencia. La primera "pata" de la discusión que encendió a los seguidores de la carrera fue el descuento de minutos que recibió –junto a otro puñado de pilotos- tras haber quedado encajado en una zona de barro no marcada en la hoja de ruta. Minutos antes, Coma había pasado por ahí y había esquivado inteligentemente el obstáculo. La gran pregunta fue: ¿Es correcta la decisión de los organizadores? ¿Significó eso no valorar la capacidad del español de leer los problemas del camino, aún los no marcados? Para el francés, el Dakar debe ser difícil pero "no una lotería".

La otra parte de la polémica, ocurrida en la misma situación del barro, fue la "no ayuda" al portugués Goncalves, quien minutos antes había dado todo su esfuerzo para ayudar a sacar al propio Despres de ese embrollo. El francés partió velozmente y dejó al piloto de Husqvarna insultando al aire. Para muchos, una actitud poco solidaria que no hace justicia al antiguo espíritu del Dakar. Para otro, una actitud entendible para quien forma parte de la elite y que está peleando por el título.

Comentarios