destrozos en el Bicentenario

Conoció a los violentos - Por Gustavo Toledano

Los hinchas “leprosos” tocaron la fibra íntima deportiva de San Juan, nuestro nuevo estadio.
viernes, 04 de noviembre de 2011 · 19:37
Con una inversión que superó los 87 millones de pesos, el 16 de marzo pasado se inauguró el estadio San Juan del Bicentenario. Llegó a la provincia la selección Argentina  de Sergio “Checho” Batista que venció 4 -1 a  la selección de Venezuela. Fue todo fiesta. Cerca de 30 mil personas coparon las flamantes gradas del nuevo coloso de Pocito.

Así  se inauguraba en  la provincia un estadio con características internacionales para recibir partidos FIFA. De esta forma San Juan fue elegida como subsede de la Copa América, jugando en la provincia en el mes de julio pasado Chile, Venezuela, Perú, Uruguay y México. Sí, llegaron al nuevo estadio hinchas chilenos en gran número por la cercanía geográfica, y disfrutaron de las instalaciones.

Desamparados debutó en la B Nacional con su gente en el nuevo estadio y todo fue con absoluta normalidad. También Unión jugó por la Copa Argentina con Juventud de San Luis y no pasó nada, todo con normalidad, teniendo en cuenta que también llegaban hinchas puntanos.
Los Pumas también pasaron por el Estadio del Bicentenario antes de  viajar al mundial de nueva Zelanda  y la gente disfrutó de las instalaciones.  

Más de 100.000 hinchas de todos los colores y nacionalidades pasaron por el Estadio del Bicentenario, y el edificio cumplió con las expectativas  y la gente disfrutó de las instalaciones.

Pero otra vez en la historia deportiva de San Juan aparece Independiente Rivadavia de Mendoza. Primero, a fines del 2006, presentando una denuncia en AFA adquiriendo un derecho que no había ganado en la cancha y entrando por la ventana a la “B” Nacional, despojando a Desamparados de esa instancia. Ahora, y acostumbrados por  fuera de la cancha, en donde siempre quieren sacar ventaja, sus hinchas no digerieron una goleada contundente e inobjetable  de 3 a 0, y de manera vandálica y sin explicación alguna destrozaron todos los baños de la tribuna sur del estadio, rompieron las cámaras de seguridad y arrasaron con barandas puertas y todo lo que encontraban a su paso. Los hinchas “leprosos” tocaron la fibra íntima deportiva de San Juan, nuestro nuevo estadio.

Nada justifica esta actitud violenta de estos hinchas, ni los dichos del vicepresidente de la institución mendocina ni la de algún jugador estrella del azul del parque, rompieron algo que es de todos los sanjuaninos  y nos dolió. El Estadio del Bicentenario conoció a los violentos del fútbol.

Comentarios