San martín

Se encendió la luz roja

Y un día la gente un día reaccionó. El último partido de San Martin ante All Boys por la 15 fecha del campeonato apertura de AFA que terminó empatado 0-0 en Concepción dejó algo más que un simple y olvidable empate...
viernes, 25 de noviembre de 2011 · 19:35

La gente, el hincha que acompaña al verdinegro, no quiere que este sea solo un paso por primera  y regreso a la B Nacional como ya lo vivió en el en el 2007-2008. El equipo de Garnero  suma  16 puntos en 15 partidos y es el peor de los cuatro equipos que ascendieron a Primera este año. Si el campeonato tremaría hoy el conjunto de Concepción estaría descendiendo.

Sumado a lo del viernes, otro golpe a la ilusión sufrieron los seguidores de San Martín el último martes en la Copa Argentina en donde fue  debut y despedida  perdiendo  1-0 con Sarmiento de  Junín que está dos categorías por debajo. Garnero apostó a futbolistas que en su mayoría no han jugado todavía en Primera,  a excepción de Graf y de Ayala que volvieron a decepcionar con su anemia de juego y falta de contundencia para llegar al área contraria. ¿No será tiempo de apostar a los chicos del club como fue la posibilidad que tuvieron Salas y Lepe, que debutaron el martes, y no olvidarse de Franco Caballero que es el goleador que tuvo la selección sanjuanina campeona el año pasado?

En menos de 5 días, dos sacudones importantes para los hinchas. El último viernes la gente encendió la alarma, se prendió la luz roja, fue la primera vez que los hinchas insultaron  y silbaron a los protagonistas dentro del campo de juego y el momento que más irritó a los hinchas fue cuando el técnico Garnero sacó de la cancha a Federico Poggi (quien luego del partido  aclaró que tenía una dolencia abdominal). En ese instante los gritos e insultos dirigidos al DT fueron  sin duda los que marcaron la realidad del Verdinegro, un equipo que es muy irregular: todavía no gana de visitante y perdió puntos más que importantes en el Hilario Sánchez, es un equipo que no contagia, todo lo hace muy predecible sumado al mal momento por el que pasan sus referentes. Uno de ellos es el goleador Penco. San Martín depende de lo que Poggi genere futbolísticamente  y si el diminuto volante no aparece, el juego tampoco.

El martes  en el Bicentenario también aquellos  que se ponen la camiseta, que llevan la bandera, que llevan la ilusión de ver a su equipo para que deje todo en la cancha, se fueron insultando hasta el que vendía hamburguezas.

No hay que olvidarse que no comenzó bien ya que previo al inicio del campeonato las lesiones complicaron a varios jugadores que habían terminado como titulares en la B Nacional como  Raúl Quiroga, Damián Canuto y la última baja más resonante fue la del “Negriño” Roberval, que está en recuperación luego de la fractura en el dedo gordo de su pie derecho. Quiroga y Canuto ya trabajan pensando en sus regresos. Ha, me olvidaba, y Carrusca, que brilló en Banfield y Estudiantes, vive  lesionado.

Solo dos refuerzos podrán llegar al final del campeonato y es allí donde se deberá apuntar con una mira súper especial para saber qué se elige pensando en lo que necesita el santo de San Juan  para levantar cabeza, si me preguntás … te digo ya un delantero que la meta y alguien más para acompañar en la creación, qué fácil es decirlo, dirá algún dirigente. Si nadie quiere venir a  jugar a la provincia, ese es otro tema que luego analizaremos.

¿Tendrá Garnero la fórmula para sacarle algo más a este grupo de jugadores que llegaron este año para mantener al Verdinegro en Primera o queda poco hilo en el carretel para algunos en Concepción? Una prueba importante será la de esta noche, cuando en el Carminatti de Bahía Blanca enfrente a Olimpo, un rival directo en la zona de abajo.

 

 

 

 

Comentarios