es sólo diversión

Rugby infantil para todos

Después de pasar por el hockey y el fútbol, parece que mi hijo encontró el deporte que le gusta. Dicen que hasta los 10 años los chicos pueden cambiar y no tener la claridad suficiente para elegir una actividad deportiva.
viernes, 11 de noviembre de 2011 · 19:51

En esa edad sólo piensan en divertirse y jugar con sus amigos o compañeros. Hace dos años que Santi (mi hijo), que tiene 9, practica rugby. Cuando me dijo “papa quiero ir a rugby”, lo primero que le dije fue “estás loco, eso no es bueno para los chicos, se pegan mucho y terminan golpeados después de los partidos”. Es una primera respuesta sin saber lo que es realmente el rugby por dentro. Pero cuando te das cuenta que en realidad solo es un deporte de contacto y donde las reglan cuidan extremadamente  a los jugadores, comenzas  a mirarlo de otra manera, escuchar a la gente que está bien adentro y que ha mamado este deporte desde muy chico, sentís que realmente  hay valores para los chicos que seguramente en la vida no se los olvidan más. Dicen que los amigos del rugby son para siempre.

Me sorprendí cada fin de semana con los diferentes encuentros que van organizando los clubes de San Juan de manera alternada  en donde se movilizan cerca de 300 chicos  en total. Los padres que acompañan y los abuelos que quieren ver a los nietos con la indumentaria deportiva de cada club realmente es una fiesta familiar cada fin de semana y al finalizar cada partido el saludo con los otros chicos y la foto todos juntos. Luego, el tan esperado tercer tiempo, un sándwich y un vaso de  gaseosa para compartir ese momento en el cual intercambian vivencias y se hacen amistades.

Hay un crecimiento que se está dando en los departamentos alejados. Comenzó a trabajar 9 de Julio, con el apoyo municipal. También Caucete, Sarmiento y Jáchal están empezando con la actividad. Ahora sería bueno que desde  el estado (municipios, gobierno, subsecretaría de Deportes) comiencen a mirar el rugby infantil de otra manera, llegando con más apoyo ya que sin dudas es una actividad que contiene a muchos chicos y los forma para ser hombres de bien  en nuestra sociedad. Hay  que desmitificar que el rugby es un deporte para un sector selecto,  esto no es verdad, y lo digo participando como padre cada fin de semana. Un ejemplo de esto es la gente de la “U” que integró a chicos que llegaron de las villas erradicadas a los nuevos barrios y son uno más en las prácticas y en los partidos sin ningún tipo de diferencias.

El Jockey, que está en el límite de Rawson y Rivadavia, alberga a chicos preferentemente de Rawson de las zonas cercanas al club y de la zona centro del departamento, sin tener hasta ahora ningún apoyo municipal. Digo hasta ahora porque habría promesas desde el nuevo gobierno de Rawson para apoyar la actividad el próximo año. Valorar el trabajo de Alfiles en la zona de Rivadavia, del San Juan en Santa Lucía, y también la labor ordenada y seria que lleva adelante Huaziul. Esperamos que los nuevos gobiernos municipales  que asumirán el próximo 10 de diciembre, se comprometan con el rugby infantil y lo tengan en cuenta en sus proyectos de políticas sociales y deportivas. Y que no sea sólo el apoyo de los padres y de un grupo de dirigentes como pasa habitualmente en todas las disciplinas deportivas en donde participan los más chicos.

Comentarios