falta de personal

¿Planes sociales vs. mano de obra? - Por Roberto Di Luciano

Quiero comenzar aclarando que no voy a generalizar si no que sólo voy a reflejar parte de la realidad, teniendo en cuenta algunas charlas tanto en la radio como en otros ámbitos donde este tema aparece y es para tener en cuenta.
viernes, 09 de diciembre de 2011 · 19:34
Por Roberto Di Luciano
Radio La Mega

Una mujer propietaria de un hotel de campo me contaba lo difícil que es a veces conseguir mano de obra o empleados temporales en los tiempos que corren. Entonces yo quería saber más del tema y por eso me quede charlando un rato, ya que tenía referencias similares y presté más atención para indagar un poco más. Le pregunte el por qué de la dificultad para conseguir una empleada para su hotel, por ejemplo. Y la mujer pasó a contarme: “Tenía una empleada pero ya no viene más por que no le conviene, se quedó embarazada y empezó a cobrar un plan sumado a otros planes que ya tenía. Es por eso que a la chica no le conviene venir a trabajar por que sumando todos los planes sociales casi llega al monto que yo le pagaba y, al parecer, le conviene mucho más quedarse tranquila en su casa antes que venir acá”.

Se me vino a la mente de inmediato algún relato que escuché en la radio, donde un propietario de una finca no conseguía gente que levante parte de su cosecha.

Creo que esto da para largo, lo que podemos asegurar es que hay gente que de verdad necesita planes sociales para poder vivir, pero también hay que tener claro que muchas de estas personas se conforman con el dinero que reciben de parte del gobierno y no aceptan ninguna otra propuesta de trabajo, seguro que están en su derecho por que nadie puede obligar a otra persona a realizar alguna labor que no quiera hacer. Pero también habría que ponerse del lado de algunos sectores productivos, ya sean turísticos, agrícolas o de la construcción que se ven afectados al no poder seducir con su oferta laboral, debido a que una familia, juntando todos los planes a los que pueden acceder, pierde por completo el entusiasmo de salir a la calle a buscar un auténtico trabajo. Uno de los motivos es por la comodidad tal vez de cobrar sus sueldos estando en casa y el otro motivo es que si el padre de familia acepta el empleo y es puesto en blanco como la ley manda, podría perder en forma parcial o total su beneficio social.

Es aquí donde tienen que investigar los asistentes sociales, por que son los encargados de toparse cara a cara con la realidad, para evitar de esta manera que agrupaciones con distintas ideologías y colores políticos queden bien con sus seguidores facilitando algún plan social que no es merecido, en algunos casos, y también los mismos que lo reciben entregan parte  en forma de agradecimiento a la persona que se lo dio.

¿Todas las personas que conoces que reciben planes los necesitan realmente?
¿Cuando buscas un jardinero, alguien que limpie tu fondo o simplemente persona para que trabaje en tu casa, la conseguís con facilidad?
¿Estaremos inculcando el respeto al trabajo o no?
Siempre que se ayuda es bueno pero todo tiene que ser controlado, hay gente que de verdad necesita y existe la otra parte que son los vivos que nunca faltan.