vinos y gastronomìa

Ceremoniosos y correctos en la mesa- Por Leonardo Raúl Rosales

viernes, 04 de mayo de 2012 · 22:39

El ceremonial y protocolo en la gastronomía sí existe. Y es uno de los más complicados por la cantidad de ceremonias que conlleva.

En esta columna les dejaré la reseña de las ceremonias  más importantes, que en San Juan ya se están implementando.

El ceremonial primordial es el de presentación del lugar y de quién  atenderá a  los comensales. Otros son el descorche de vino, el servicio de copas en temperatura; la presentación de platos de entrada y principal; el servicio y ceremonia de mesas con implementos de 8 cuerpos –es decir, 2 tenedores, 2 cuchillos, 2 cucharas y un juego de postre; el servicio de líquidos calientes y los movimientos adecuados en la mesa para que sea el servicio correcto.

Cada uno de estos pasos es parte de una ceremonia que debe ser respetada en sus pequeños detalles. En una mesa imperial de un casamiento o de un cumpleaños de 15 años, todas estas consideraciones se tienen en cuenta y están empezando a implementarse en los restaurantes más distinguidos de esta ciudad.

Esto se puede llevar a cabo más profesionalmente si en el hotel o restaurant existe la labor de un maestro mayor de ceremonia o maître que sea recibido en la materia y tenga una vasta experiencia de trabajos en lugares destacados. Cerca de San Juan, la carrera de maître se estudia en San Rafael provincia de Mendoza, en el Instituto Islas Malvinas, y dura 2 años.

Existen muchas ceremonias más, sobre las que prometo seguirles en columnas siguientes.
Estos detalles son muy importantes que los puedan incluir como un servicio clave, no tan sólo por la sutileza que le imprime al negocio sino también para enmarcar la calidad de atención de un buen lugar gastronómico.

Recuerden que un hotel desde las 4 estrellas en adelante tiene que contar con un sommelier y un maître para ofrecer una atención de nivel, profesional, personalizada y especializada.
Los espero el próximo sábado, espero que estos consejos les sean útiles. ¡Un gran salud y un buen apetito!