Finanzas y chismes de negocios

Dólar en San Juan, quiebras y mosto a Canadá - Por Ricardo Olivera

viernes, 13 de abril de 2012 · 21:57

En plaza San Juan el dólar marginal cotiza por encima de $4,60 y por debajo de $5. Brecha grande como en todo mercado chico. El cambio por lo general es punto a punto. Difícil conseguir cantidades de uso comercial. No hay mercado trasparente, así que las operaciones son escasas, de volumen desconocido y el precio depende de la necesidad de comprador y vendedor.

De todas maneras, luego del susto de intervención de la Federal en las puertas de los cambistas, algunos topos han comenzado a sacar de vuelta la cabeza. En San Juan se negocian dólares locales y la disponibilidad depende siempre de que alguien quiera vender. Este miércoles sin ir más lejos, las casas más requeridas vendían sólo la mitad de lo permitido por falta de billetes.

En Buenos Aires el dólar marginal está más arriba, a nadie le asombra el número 5. Las cantidades negociadas son mucho mayores aunque también por fuera de circuito. Nadie está vendiendo, así que los negocios en este campo son escasos. El BCRA ha vuelto a comprar más que vender.

-Joven sanjuanino de 30 años es vicepresidente de la Cámara Argentina de Vidrieros. Fueron con Moreno junto a sindicalistas del rubro. Luego de recibir los clásicos alfajores con la leyenda “Clarín miente”, intentaron explicar algunos problemas con la importación de insumos. “Van a hacer lo que digo porque soy el único macho que se las banca” recibieron como respuesta. Se levantaron y salieron, pero los sindicalistas se quedaron, a ellos les exhibió un arma. Cada cual volvió a su fábrica pensando en cómo reconvertir para dedicarse a algo viable aunque represente cambio de actividad.

-Otro joven sanjuanino, el abogado Maximiliano Videla, en Córdoba, demostró que el 90 % de las quiebras son personales y no comerciales o de empresas. El quebrado típico es varón, entre 25 y 55 años y casado. Las mujeres quiebran menos, así como los mayores de 55 y los muy jóvenes. El estudio fue dirigido por Aída Kemelmacher, ex cortista de Mendoza y mencionada en su momento como candidata a la Corte Suprema.

El sobreendeudamiento es, en consecuencia, más un problema de particulares que de empresas. Ello justificaría cambios en la ley de quiebras para facilitar procesos, hoy, pensados para empresas.

En San Juan, el problema no existe en el tamaño de las ciudades más grandes. El sanjuanino medio no quiere quebrar, pudiendo hacerlo legalmente, para no sufrir la condena social en una ciudad en que todos nos conocemos. La quiebra individual está prevista para montos menores a los 100 mil pesos con menos de 20 acreedores o menos de 20 empleados.

-Arrancó muy bien un nuevo negocio vitivinícola: la exportación simultánea de mosto (jugo concentrado de uva) y orujo. Este último es el que da las características propias de cada vino, color, intensidad etc. Los principales envíos para el llamado wine kit van a Canadá, país en que hay una buena comunidad de raíz itálica amante del vino.

Los canadienses elaboran su propio vino de manera artesanal en cantidades pequeñas para toda una familia o grupo de amigos. El negocio todavía es pequeño pero va por los 2 a 3 millones de dólares. Interesante como tendencia. Los vinos resultantes parten de un precio final de 20 dólares, que es mucho menor al precio de góndola en aquél mercado.

-Nadie mejor que los cobradores para pulsar el estado de liquidez de una plaza. El “chirola” afirma que todo se ha puesto muy lento desde febrero y él que tiene experiencia de muchos años, puede comparar períodos.

Otro síntoma es que han comenzado a aparecer “voladores”, ahora legales, llamados cheques diferidos, para fechas lejanas (pueden extenderse hasta un año adelante). Estos valores se pueden negociar en la bolsa, donde se liquida un precio mayor al préstamo bancario para el tomador y buena ganancia para el inversor. Tiempo atrás los plazos de extensión de estos valores eran mucho más cortos.

-La avidez de obtener, al menos, una renta paralela a la inflación se notó con la reciente colocación de Obligaciones Negociables de Vallejo. Ofrecía una renta mínima de 15 % anual y una máxima de 19 %. Los bancos están pagando, en el mejor de los casos el 13 %. El monto ofrecido por los interesados superó casi en el doble la licitación que no era muy grande, solo millón y medio.

La empresa se financia a la mitad de lo que le costaría en un banco y los inversores ganan más de lo que les pagaría el banco. Es la ventaja de evitar la intermediación, todos ganan.

-En la AFIP local hay revuelo gremial que no sólo se asocia al reciente cambio de horario. Allí también se verá algún round de la pelea Moyano-Gobierno. Periódicamente hay asambleas en el mejor horario, a eso de las 11.

 

Comentarios

Otras Noticias