Predicciones-Por Mara

Bienestar Feng Shui
sábado, 26 de noviembre de 2011 · 01:09


Según Lilian Too, "el aliento cósmico o energía Chi, infunde vida en todas las cosas. En los últimos años, el mundo ha empezado a reconocer la existencia de esta potente fuerza de vida, y las personas están empezando a reconocer la energía espacial y humana de diferentes maneras innovadoras e inéditas".

Se debe lograr el equilibrio de las energías de la casa, es decir que éstas sean de carácter suave, relajante y ondulado. Para ello, según los profesionales del Feng Shui, los objetos y muebles de la casa deben estar ubicados de manera que permitan el flujo natural de la energía, ya que a veces puede ocurrir que la energía se bloquee y se quede estancada y otras es tan ágil que es hostil y destructiva.

Todo está relacionado con lo que sucede en la vida de los que la habitan, de sus éxitos o fracasos.

Lo primero a observar es dónde se concentran los integrantes de la familia. Ese lugar, seguro, es el de mayor energía. Si hay algunos lugares de la casa que no atraen la atención o cuesta permanecer en ellos, seguramente será porque están cargados negativamente y la energía no circula libremente. Lo primero que se debe hacer es limpiar ese lugar, ordenarlo, airear y dejar entrar el sol. Se debe tirar lo que no sirve o no se usa, o darlo a quienes les haga falta. Además se debe reunir a la familia en el centro de la casa y desde allí la energía de la familia se expanderá al resto de la casa, contrarrestando lo negativo. En esa habitación desolada, adonde las energías se estancaron y para contrarrestar los bloqueos energéticos, instalar luces brillantes y dar una buena mano de pintura. Se deberá revitalizar el Chi, utilizando los 5 elementos: fuego, agua, madera, metal y tierra.

*Estimular la acumulación de "chi yang (positivo)” en el hogar es muy bueno. Para ello, se deben emplear colores, música, niños, luces, agua y sonidos. En las casas donde hay abundante luz y alegría el "chi yang" se nota enseguida en la actitud de sus ocupantes, que se sienten bien, equilibrados y con ganas de vivir.

*En una casa de buen "chi", no se amontonan cosas en desuso, diarios viejos o elementos rotos. Al contrario, hay orden y lo que no sirve pasa a otras personas que las necesitan o simplemente se sacan con los residuos diarios. La energía en la casa debe estar en constante movimiento.

*El equilibrio emocional de las personas que habitan la casa es muy importante, ya que su energía se transmite no sólo a los objetos que toca, sino que impregna paredes y cortinas. Esto se debe tener presente a la hora de pretender una "casa buena onda".
*Después de vivencias terribles y traumáticas, como la de un robo, accidente o muerte de alguien en la casa, se deben realizar rituales para hacer la descarga del chi negativo y normalizar las energías, creando un ambiente positivo con mayor cantidad de luz del sol y también artificial por la noche. Se debe sahumar con esencias purificantes y equilibrantes.

Comentarios