Muy tatuadas; muy sexies

El tatuaje es un arte milenario. Estas pibas se le parecen, porque te las vas a acordar de ellas por todos los tiempos.
sábado, 16 de junio de 2012 · 13:04

¿Alguna vez se preguntaron de dónde corno vienen los tatuajes? 
 

Historia. En el año ´91 se encontró una momia (no, no era Mirtha Legrand, aclaramos) del neolítico,  dentro de un glaciar: la momia tenía toda la espalda tatuada. A partir de este descubrimiento podemos  decir que el tatuaje es tan antiguo como el hombre mismo. Pero eso si, no todas las culturas que utilizaron el tatuaje lo hicieron con el mismo propósito.
 


La cultura de la Polinesia. Esta tierra teóricamente es que la posee la tradición ““tatuadora” más prolongada, para no decir la más larga, que esa la tenemos nosotros (hablo de la avenida). Las diferentes tribus (nada que ver con el programa de Telefe) de la Polinesia utilizaban el tatuaje como “ornamentación corporal”. La cosa era así: el tatuaje se lo hacía uno de muy chico (tipo 5 años) , y se prolongaba hasta que no quedará región del cuerpo “virgen” de los pigmentos. La verdad es que en esa cultura,  el tatuaje le daba uno jerarquía y “generaba” el respeto en toda la comunidad : cuanto más tatuado estaba alguien, más respeto se le debía. Para que se den una idea, los maoríes utilizaban el tatuaje para la batalla. Los dibujos que llevaban en la piel contribuían a su famosa estrategia de asustar a sus enemigos. Aunque nosotros viendo a estas bellezas poco queremos respetarlas, no?


La cultura de Egipto. En este caso era mayormente las minitas las que se tatuaban porque decían que el tatuaje poseía funciones protectoras y “mágicas”. El carácter sobrenatural del tatuaje no fue exclusividad de Egipto: muchas culturas le otorgaron este poder a los tatuajes. En esta selección de chicas, podemos ver varias diosas.


La cultura americana. En E.E.U.U. , los indígenas utilizaban los tatuajes como parte del ritual de “paso” de edad. Cuando una persona pasaba de la pubertad a la adultez (menstruación en las chicas, manopla en los bepis) se la tatuaba con el fin de proteger su alma. Sin embargo, ésta no era la única utilización ritual que se hacía del tatuaje en esta región del mundo. En América central, las tribus utilizaban los tatuajes a modo de conmemoración de los caídos en batalla y como forma de adoración de los dioses.


La cultura de Oriente. Aproximadamente en el siglo X a.C. el tatuaje llegó al Japón. A partir de su introducción en la cultura nipona el tatuaje fue siendo utilizado por sectores cada vez más poderos hasta llegar a ser utilizado por un Emperador en el siglo V como ornamento corporal. Señalamos su utilización estética porque en Japón existía la costumbre de destinar el tatuaje para marcar a los delincuentes (como a las vacas acá). Esta marca tenía el objetivo de hacer de las personas que desobedecían la ley gentes repudiables para toda su vida y en todos lados a raíz de levar la marca de la vergüenza consigo. Como cambian las costumbres.


La cultura occidental. El tatuaje llegó a Occidente por vía marítima. Las expediciones del capitán James Cook a las islas de la Polinesia fueron el punto de partida del tatuaje hacia Occidente. En estas expediciones los marineros tuvieron contacto con los indígenas maoríes y con otras tribus que les “enseñaron” el arte de tatuar. Cuando volvieron a sus países, los marineros que aprendieron esas técnicas , abrieron sus propios estudios de tatuaje (una gran galería Bond Street) y la hicieron popular y masiva en el pueblo. En 1870 se abre en New York lo que aparentemente fue el primer estudio de tatuajes.

Todos nos dimos cuenta que en los últimos años, el tatuaje (al igual que los piercings o aritos) fue incorporado en la sociedad y hoy cumple directamente una función puramente estética y no hace distinción de sexo, raza o credo y menos entre sectores sociales. Y aunque todavía hay algunos sectores de la sociedad que no lo ven como algo bueno o estético, de a poco se fue abriendo paso a través de los prejuicios y dibujando sus líneas en los cuerpos de las personas alrededor del planeta. Y como ustedes pueden apreciar, queda muy bien.
 

        

Comentarios

Otras Noticias