Moscatel sanjuanino, de promoción en Buenos Aires

Los productores de la provincia lanzarán en Casa de San Juan la Semana del Moscatel Sanjuanino en Buenos Aires. Aún no hay fecha confirmada, pero la cooperativa trabaja para que este varietal tenga una presentación a nivel nacional.
viernes, 13 de enero de 2012 · 20:17

Una semana completa dedicada a promocionar el Moscatel Sanjuanino en Buenos Aires es la idea de los productores de este varietal que hace pocos días conformaron una cooperativa para lograr mejores y más rápidos resultados. Si bien aún no tienen una fecha confirmada, la Semana del Moscatel se realizaría en la Casa de San Juan.

“Los costos son elevados y todavía no contamos con los fondos necesarios. Pero somos optimistas y estamos trabajando mucho para la realización de esta presentación”, expresó Antonio Olivares, responsable de la Usina Vitivinícola del programa Cohesión Social a través del Fortalecimiento de las Cadenas Productivas (COCAP). El COCAP es llevado a cabo desde el Ministerio de Producción y Desarrollo Económico y está subvencionado por la Unión Europea, promovido por la Región Véneto y sus socios son la Provincia de San Juan, el Departamento de Misiones de Paraguay y el Estado do Rio Grande do Sul (BR), de Brasil.

La Usina Vitivinícola es a su vez la responsable del proyecto Moscatel Sanjuanino, que se propuso poner en valor este varietal que hace algunas décadas fue referente de la provincia, incentivar al productor y aumentar las hectáreas implantadas con Moscatel en San Juan.

Gracias a la tarea de esta Usina, este año se creó una cooperativa, formada por 36 productores de Moscatel. La idea de realizar la Semana del Moscatel Sanjuanino en Buenos Aires es presentar los productos que planean elaborar esta temporada, por primera vez como cooperativa. Los vinos serán producidos en conjunto por empresariosde Ullum, Caucete y Pocito; el grupo permanece abierto a todos los productores de este varietal que quieran sumarse.

El volumen de vino que se elaborará esta temporada es pequeño, ya que será una prueba piloto. Se producirán unas 120.000 botellas de vino moscatel joven, moscatel tardío y mistela de moscatel, que servirán para testear el mercado y abrir canales comerciales. Los vinos se elaborarán en la bodega Goransky, ubicada en la localidad de Las Tapias, Angaco, equipada con la más moderna tecnología para la elaboración y conservación de vino.

El proyecto

A los efectos de rescatar el valor de esta variedad para la provincia, el Gobierno de San Juan y el Ministerio de Producción y Desarrollo Económico elaboraron el proyecto denominado Sello de Calidad Moscatel Sanjuanino e Indicación Geográfica. Se trata de protocolos de calidad específicos para los productos derivados de la uva Moscatel de Alejandría, y el sistema operativo de gestión de calidad para la puesta en valor de toda la cadena productiva de esta variedad histórica en la provincia.

Los protocolos de calidad regulan los parámetros físico-químicos y sensoriales que serán considerados y exigidos para la correspondiente certificación del Sello de Calidad Moscatel Sanjuanino, y se aplicarán para uva de mesa, pasas de uva en grano, pasas de uva en racimo, pasas de uva en licor; y vinos básicos, diferenciados, y espumantes.

Los Sellos de Calidad responden a un sistema voluntario de control; garantizan un atributo de valor y destacan un atributo diferenciador, que debe verse reflejado en el valor final del producto. Este aporte de calidad diferenciadora en el producto se detecta en su composición, origen de las materias primas, modo de producción, método de elaboración, características organolépticas superiores, y también los aspectos sociales.

San Juan es la principal productora de Moscatel de Alejandría, y es la provincia donde esta variedad ha logrado su mejor expresión. El proyecto busca volver a posicionar este varietal a partir de la agrupación de sus productores, mejorar su rendimiento y rentabilidad. También intentar aumentar la cantidad de hectáreas que actualmente tiene la Provincia y sustituir los viñedos viejos de Moscatel por nuevas plantas libres de virus.

Según el último censo del INV, en San Juan hay 2.890 hectáreas de parrales de moscatel, de un total de 3.671 en todo el país. Los parrales que existen en la provincia tienen más de 20 años, por eso, una de las metas de la cooperativa es lograr plantas nuevas libres de virus. Para esto, el grupo aspira a la creación de un vivero, que en principio se ubicaría en Albardón, donde los productores interesados podrán comprar plantas de Moscatel a precios más bajos.

Otros objetivos fueron: fortalecer las cadenas productivas y sus relaciones con el sistema local, desarrollar el capital social a través de desarrollo local para la agregación de MIPYMES, y posicionar las cadenas seleccionadas en el mercado internacional con acciones complementarias compartidas.

Origen del varietal

Moscatel de Alejandría, de Málaga o Romano es una cepa blanca conocida por diversos nombres a lo largo y ancho del mundo. Esta variedad está considerada una vid antigua y se cree se originó en el Norte de África y que el nombre probablemente deriva de su asociación con los antiguos egipcios que usaron esta uva para hacer vino. Es una variedad blanca considerada de triple propósito pues se destina a consumo en fresco, preparación de pasas de uva y a elaborar vinos y mostos.

Según un informe del INV, en Argentina fue una de las primeras variedades que ingresaron al país hace más de 500 años; fue la variedad que representó a San Juan durante décadas en el mercado interno y comenzó a decaer perdiendo rendimiento. Las uvas Moscatel eran una de las que más se consumían frescas en el mercado interno.

Los especialistas mencionan que los racimos son grandes y poco compactos, de frutos gruesos, carnosos, de color amarillo pálido hasta verdosos, de gran poder aromático y alto contenido de azúcar. Se utiliza para la producción de vinos más bien dulces y secos, con aromas potentes, elegantes y florales, se combina también con otras variedades para darle más carácter. También se utiliza en combinación con otras variedades para hacer cavas, champagne, o como espumosos monovarietales.

Como uva de mesa es muy apreciado por su sabor amoscatelado, pulpa firme y hollejo de espesor medio y es resistente al transporte.

Comentarios