San Juan trampea a la polilla de la vid mendocina

En la provincia hay más de 4 mil trampas para esta mosca que ataca parrales en Mendoza. Aseguran que no se han detectado ejemplares de la misma en las fincas locales.
viernes, 09 de diciembre de 2011 · 19:46

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), está realizando controles estrictos para evitar que la polilla de la vid llegue a San Juan, con muy buenos resultados. Este insecto tiene asustados a los productores mendocinos ya que la Lobesia Botrana, su nombre científico, atacó varias zonas de la vecina provincia.

“En San Juan no se registraron casos de polilla de la vid, pero aunque no haya llegado, tenemos un plan y elementos de prevención para evitar que se dañe a nuestros frutos”, dijo a Tiempo de San Juan Carlos Lehmacher, coordinador Regional Temático de Producción Vegetal de SENASA.

El ingeniero informó sobre los seguimientos y controles que se llevan a cabo para combatir la aparición de esta mosca. Contó que el actual Programa Nacional de Prevención y Erradicación de Lobesia Botrana consiste en un sistema que funciona a través  de redes de monitoreo por zonas. Se colocaron 4.000 trampas  en toda la superficie de la provincia y son controladas permanentemente. Las trampas tienen un atractivo sexual para que las moscas caigan, también usado para la mosca de los frutos. Una vez caídas, se levantan los restos  y se examinan las muestras en laboratorios. “Si existiese algún caso de esta polilla o alguna especie que pueda llegar a dañar a los frutos, se declara en cuarentana la zona y se obliga al tratamiento de erradicación de esta plaga”, explicó el ingeniero agrónomo.

A las trampas que están en la provincia se agregan las que se colocaron en toda la región, Mendoza (sector más afectado), La Rioja, y parte de Córdoba. Las mismas se van incrementando según la necesidad y las caídas que son reportadas de estas moscas en los distintos sectores.

El inicio

En la vecina provincia, a principio de años varios viñedos fueron atacados por la polilla de la vid e inmediatamente la zona fue declarada bajo cuarentena y tratada con productos distribuidos por el SENASA para erradicar y combatir  la Lobesia Botrana. Las zonas afectadas en Mendoza y declarada en cuarentena comprende los departamentos de Maipú, Luján de Cuyo y Guaymallén; y los focos detectados comprenden a los departamentos de San Martín, Rivadavia, Junín, La Paz, Tunuyán, San Rafael, Godoy Cruz, Las Heras, Santa Rosa y Lavalle.

Este insecto ataca principalmente a la vid, por este motivo se la conoce comúnmente como “la polilla de la vid”. La primera generación de temporada ataca a los grupos de flores (inflorescencias). Las posteriores, que pueden ser dos, tres o más, según la zona, provocan daños en los frutos en formación.

Medidas de prevención

SENASA informó que para combatirla la maquinaria agrícola utilizada en la cosecha debe estar limpia, libre de restos vegetales, desinsectada, precintada y contar con la documentación pertinente (certificado de desinsectación emitido por un centro inspeccionado y autorizado por el SENASA a tales fines). La maquinaria de poda, molienda o de otro tipo que pueda representar algún riesgo para la dispersión de la plaga, deberá estar limpia y libre de restos vegetales.

Los recipientes para la cosecha y acarreo de frutas (tales como tachos de cosecha, bandejas cosecheras de distintos materiales, bins y camiones cosecheros) deben estar limpios y libres de restos vegetales.

La uva fresca y pasa de uva sin industrializar, deben contar con la documentación correspondiente y condiciones de resguardo según el origen y destino final de la carga (declaración jurada, certificado de aplicación de tratamiento, precintos, etc.).
Para uva con destino industrial que implique molienda se autoriza el movimiento exclusivamente en forma de mosto.

El material de propagación vegetativo debe contar con la documentación correspondiente (Resolución ex Sagpya 312/2007 e inspección oficial para Lobesia Botrana) y la integridad de precintos según el tipo de material de propagación. Para los subproductos de la agroindustria vitícola, se prohíbe el egreso de cargas con orujo no agotado, escobajo u otros subproductos.
Las barreras fitosanitarias acentúan los controles y las exigencias de tránsito de los productos relacionados con la plaga.

Comentarios