un personaje fuera de lo común

Lila Cosma, nace una diva en la TV sanjuanina

La conductora que apenas lleva dos años con su programa es una de las pocas que apuesta al entretenimiento, se anima a innovar y por eso ya tiene un público fiel que la sigue. Quién es el nuevo fenómeno de la pantalla chica local.
lunes, 2 de diciembre de 2019 · 12:17

Lila Cosma es la conductora del programa de TV que se emite todo los miércoles en vivo a las 15 por Telesol, cuyo nombre es el mismo que el suyo y cuya vida en la pantalla chica sanjuanina es de apenas dos años. Sin embargo, en ese corto plazo se ha ganado una fiel audiencia que la acompaña y que día a día crece. ¿El secreto? Ella. 

Histriónica, ocurrente y espontánea, la cara nueva que irrumpió en los medios televisivos de la provincia decidió apostar al contenido de entretenimiento, un rubro al que muchos no se animan y por eso le va bien. Con juegos y premios para los televidentes, entrevistados en el piso de todos los ámbitos y con una producción inédita, pues una vez al mes conduce un programa desde un estudio de Buenos Aires -con la complejidad técnica que ello representa, la propuesta se vuelve interesante.

Pero, ¿quién es Lila?, ¿cómo nació el proyecto que comanda? y ¿qué aspiraciones tiene? Abogada de profesión, aunque conductora de hecho, la joven de 29 años explota su lado artístico sin importar las críticas. Claro, sentado y con el control remoto en la mano todo es más fácil. A pesar de que al principio le incomodaban las repercusiones negativas, ahora cuenta que lo maneja con naturalidad. "Si hablan bien o mal de mí, no importa. Lo importante es que hablen", comenta entre risas y sigue:

"Al principio me lo tomaba mal, pero este año lo entendí. No siempre a todos le va a gustar lo que hacés y cómo lo hacés". 

La presentadora que se ríe de sí misma cada vez que se equivoca no es ninguna improvisada y no se lanzó así como así a estar al frente de un show de una hora y media. Para ello estuvo un año formándose con reconocidos especialistas en artes escénicas como la actriz y directora teatral Ceciclia Maresca. 

"Estaba enfocada en el objetivo, en tener un programa, en hacer algo diferente y por eso me preparé", cuenta la única sanjuanina que conoció al famoso Dylan, el perro del futuro presidente Alberto Fernández, a quien entrevistó en su casa de Puerto Madero en marzo de este año. 

Con Fernández a quien le regaló una taza del programa. Dylan debe estar detrás del sillón.

Lila, que charla con un político de temas delicados y luego lo convence a hacer jueguitos con una pelota -como sucedió con Emilio Baistrocchi-, consigue que su entrevistado se sienta cómodo en el set y muchas veces obtiene un buen resultado. Con humor ha sabido bromear con sus invitados aunque también ha tenido que remarla en dulce de leche con otros que mucha bolilla no le dieron. 

"De las malas me acuerdo que armamos una producción tremenda en el Teatro Sarmiento para entrevistar a una banda de rock que tocaba en San Juan y no pude entablar una conversación. Estaban en otro mundo los chicos", recuerda. 

La conductora que se codea con figuras del espectáculo nacional y que con muchas de ella mantiene una relación como Viviana Canosa, con quien dice tener una conexión superior, reconoce que hay una nueva tele y nuevas generaciones a las que apuntar. "Las reglas del juego cambian y uno tiene que saber interpretar. Hay público para todo. Las rede sociales son vitales para eso", asegura.

Obsesiva con su trabajo, Lila dice que tiene ganas de seguir creciendo, siempre de la mano de su equipo. "Tengo compañeros de laburo fantásticos, sin ellos no podríamos hacer nada. Además, los tengo hartos de lo hincha que soy con los detalles", explica. 

Con deseos de trascender y convertirse en una figura reconocida en el país, la mujer con aires de diva y que se la banca para lucir una cabellera platinado, exuberantes vestidos y brillos por doquier, cual Susana Giménez, sabe lo que quiere y va por ello: 

"Me gustaría que me asocien a San Juan, representar a la provincia ya demás crecer como profesional".

La dueña del único programa en el territorio local que se transmite desde un estudio de Capital Federal y que lleva invitados de jerarquía, que abrió su ciclo con un histórico 'flashmob' en las puertas del canal, cumple su deseo de brillar y está enfocada en seguir creciendo con el apoyo de la gente. 

¿No la conocías? No digas que no te dieron ganas de verla. Ella te espera a las quince por el cinco y en Cablevisión los lunes a las 23. También en Flow y en sus redes. Un personaje fuera de lo común que llegó para quedarse.      

Siempre las pregunta, ahora las responde