Violencia de Género

El angustiante relato de una sanjuanina víctima de acoso callejero

Ocurrió en una importante esquina céntrica el pasado domingo en la mañana, cuando un hombre la empezó a perseguir y la acosó verbalmente durante un largo rato mientras ella esperaba el colectivo.
lunes, 2 de diciembre de 2019 · 18:56

El pasado domingo 1 de diciembre por la mañana, una sanjuanina sufrió acoso callejero por parte de un hombre en la vía pública. Según relató la joven Mariana Recabarren en su cuenta de Twitter, el hombre de aproximadamente 30 años y contextura delgada la hostigó durante más de media hora en la que ella se disponía a tomarse el colectivo en los alrededores de la esquina de General Acha y Av. Libertador, Capital.

En principio, ella iba a regresar a su casa, pero por la desagradable situación que tuvo que padecer, cambió el destino para ir a la casa de su novio. Según el relato, el hombre empezó a acosarla cuando ella iba hasta la parada del colectivo. Luego, el sujeto la siguió y se puso detrás de ella diciéndole un montón de cosas hasta que llegó otra mujer y el acosador se alejó un poco.

Cuando llegó su colectivo, Mariana se dispuso a tomarlo y el hombre corrió detrás para subirse al mismo, lo que le generó a ella tomar una decisión y no subirse al colectivo. Ahí, la joven entró al reconocido supermercado que se encuentra en esa esquina donde hizo tiempo esperando que el acosador dejara de seguirla, hecho que no sucedió ya que la estaba esperando afuera.

Cuando Mariana estaba por salir, el hombre se le acercó y le dijo “dale, vamos a coger”, por lo que ella empezó a correr hasta subirse a un colectivo. Durante todo el trayecto no paró de mirar hacia atrás con todo el miedo que supuso la situación. Afortunadamente, llegó a la casa de su novio sana y salva, a pesar de la sensación de angustia y pánico que le generó el acosador de aproximadamente 30 años.

Este posteo, que Mariana Recabarren expuso en su cuenta de Twitter, se viralizó en pocas horas, incluso haciendo que otras mujeres pudieran contar sus historias. Tal es el caso de Milagros, otra joven que terminó siendo hostigada y perseguida por un vendedor ambulante.

Esta situación la padecen cientos de mujeres más en todo el país y el mundo que tienen que sufrir cotidianamente este tipo de acosos que muchas veces terminan de la peor manera. Por último, Mariana concluyó en su publicación: “Yo me salvé, esta vez. Pero un montón de pibas no. No llegaron a sus casas sanas y salvas. NO LLEGARON. Por todas ellas es que nos ven en la calle”.

 

Comentarios