Lo atribuyen a ladrones

Temor y misterio en Albardón por una serie de símbolos pintados en casas

Los vecinos de la zona de Villa San Martín se alarmaron por la aparición de los grafitis. Aseguran que cada gráfico tiene un diferente significado.
miércoles, 13 de septiembre de 2017 · 06:44:00 p.m.

Este miércoles los vecinos de Villa San Martín en Albardón se despertaron alarmados por una serie de pintadas que aparecieron en los frentes de sus viviendas.  

De acuerdo a lo que manifestaron algunos vecinos a Radio Ser, las pintadas a parecieron durante el fin de  semana largo, en algunos casos eran círculos u otros tipos de símbolos.

Uno de los vecinos de la zona comentó que había hablado sobre el tema con un efectivo policial, pero que no se podía hacer ningún tipo de denuncia por el momento porque no hay un delito concreto.

Ante esta situación muchos vecinos decidieron tapar la marca que los delincuentes habían realizado en su casa.

Hace años que diferentes investigaciones policiales han definido una especie de diccionario con el significado de cada uno de los símbolos en cuestión.

Algunos ejemplos de marcas son: un círculo que contiene una X significa "vuelve pronto"; un círculo con una L invertida representa una  "casa caritativa"; para los inmuebles deshabitados, se utilizan rombos o cuatro cuadrados pegados designan la presencia de perros.

Pero también hay otros códigos que son usados para atracar viviendas. Uno de ellos es el lazo: los ladrones atan en alguna reja una pequeña cuerda, la cual pende sin ser advertida por los moradores. Según la información difundida por la Cámara Argentina de Empresas de Seguridad e Investigación (Caesi), el elemento indica habitantes de la propiedad están de vacaciones.

Otro de los métodos es hacer una raya en el portón. Usualmente, los "marcadores" de casas la dibujan con una tiza de color blanco o rojo. Semejante a una travesura de adolescentes o chicos, para los delincuentes significa que el domicilio está vacío desde hace meses.

Además está el signo de la botella, que se coloca en casas que no tienen un acceso directo desde la calle, es decir, un par de escalones, un pequeño patio o un pasillo. Los delincuentes dejan allí el objeto y esperan a que alguna persona la retire. En caso de no ocurrir esto, los asaltantes interpretan que allí no hay nadie.

El papel sospechoso: los delincuentes lo dejan en el portón o puerta de ingreso. Si no es retirado por los propietarios, eso demuestra que nadie abrió esa puerta ni ingresó por varios días.

Finalmente, otra marca conocida es la de la cinta adhesiva. Los ladrones la colocan en un portón movible o puerta. Si todo permanece igual, saben que los habitantes se fueron por un largo tiempo.

Otras Noticias