Historias

Las curiosas experiencias de un masón en San Juan

Juan, un líder masónico de una institución que lleva más de 150 años en la provincia, contó a lo que se enfrentan los miembros de este tipo de instituciones en San Juan.
Anterior Proximo
Las curiosas experiencias de un masón en San Juan
Los masones de la agrupación San Juan de la Frontera 33, homenajeando a Sarmiento, miembro de la misma agrupación.
martes, 12 de septiembre de 2017 · 02:30:00 p.m.

La masonería está ligada al prejuicio y mucha gente reacciona con miedo ante la sola palabra masón. En San Juan se está intentando trabajar para derribar estos prejuicios, que vienen desde hace años. Juan G, un reconocido líder masón de la provincia, charló con Tiempo de San Juan sobre el movimiento que encabeza. 

“En San Juan hay mucha masonería, es una provincia históricamente muy importante en masonería. La logia que represento, que es “San Juan de la Frontera 33” en el 2019 va a cumplir 150 años, la presidió tres veces Francisco Narciso Laprida y en el homenaje a Sarmiento recordamos que pasó por nuestra logia como orador. En San Juan no es muy fácil ser masón porque hay mucho prejuicio. Es una sociedad muy tradicional, en la que a veces pensar diferente hace ruido”, explicó Juan. 

Para el líder masónico los prejuicios comenzaron luego de que haya una pequeña puja con la Iglesia Católica que excomulgó a los masones. “Por ahí nació, hay una bula papal que determinaron la exclusión de los masones. Esto no significa que no creamos en Dios, al contrario, lo divino lo buscamos en Dios”, añadió. 

El masón contó que grandes personajes históricos de San Juan han sido masones: Salvador María del Carril, Francisco Narciso Laprida, Domingo Faustino Sarmiento, Guillermo Rawson.  En la logia que representa Juan solo tiene miembros hombres, hay otras integradas por mujeres y unas pocas, mixtas. 

La autoridad masónica dijo que la masonería es un camino que propone ser una persona más virtuosa desde el aspecto social, ético y moral, según describe Juan. Los masones conforman instituciones filantrópicas y progresistas, no sólo desde el punto de vista material sino también preparando a los hombres que trabajan en la sociedad. 

En el caso de Juan, su bisabuelo era masón y una profesora de historia fue quien le informó que su bisabuelo había pertenecido a una logia. “Ser masón me ha ayudado a ser más equilibrado, a tener otra visión de las cosas. Tenemos hermanos de todas las edades y este vínculo tan diverso genera ventajas”, concluyó.

El año próximo habrá una reunión abierta de masonería en la Casa Natal de Domingo Faustino Sarmiento.
 

Comentarios (28)