Poderosa Lectura

15 pesos por una dosis de literatura local

Una editorial artesanal nació de la mano de dos sanjuaninos que apuestan por libros al alcance de todos los bolsillos. Reciclaje e impresión casera son las claves. Por Viviana Pastor.
Anterior Proximo
15 pesos por una dosis de literatura local
Darío y Sebastián, en uno de los puntos de venta del libro de Castro, Desnivel.
lunes, 26 de marzo de 2012 · 09:20:00 a.m.

Por Viviana Pastor
vivipastor@tiempodesanjuan.com

Logró llamar la atención desde la vidriera con un dibujo donde se adivina la mano del artista Ponja Roca, sobre unas tapas de cartón cortadas sin pulcritud. “El encanto de los vencidos” es el título de este libro escrito por Marcos Castro y es el primero publicado por la nueva editorial Poderosa Lectura, que se vende a 15 pesos.
Darío Flores, estudiante de Letras, y Sebastián Lampasone, corrector y periodista de Diario Huarpe, contaron que la idea no es original, fue copiada de la experiencia porteña Eloísa Cartonera, pero la impronta sanjuanina le aporta el plus invaluable: publicar títulos de escritores locales. Otro gran atractivo es el precio, que se fijó en el mínimo posible para que esté al acceso de todo el mundo y que el valor no sea un obstáculo para que la gente lea a los escritores sanjuaninos.
“En el 2005, en una Feria del Libro en Buenos Aires, encuentro estos libros de la cooperativa Eloísa Cartonera, me quedó la idea en la cabeza y recién ahora lo pudimos armar. En el camino hicimos tres números de la revista El Culo Chungo, por puro placer. Ahora queremos hacer de esto un trabajo, hacer algo que nos guste y que nos deje algo de dinero”, señaló Darío.
El proceso comenzó por la corrección exhaustiva de los textos; luego se diseñaron las páginas en una PC y se imprimieron hoja por hoja en una impresora común del amigo Kato Hz. Las tapas se confeccionaron  usando cartón de cajas de vino de una bodega que les regala los sobrantes y otros cartones.
El dibujo de tapa fue un regalo de Ponja Roca que se fotocopió 100 veces y se pegó sobre las tapas, el resultado es un libro de 35 páginas de apariencia artesanal. Si la venta va bien, la idea es hacer una nueva tirada de otros 100 ejemplares.
“A Marcos Castro -el escritor publicado- lo conozco de la carrera de Letras y sus cuentos me parecieron muy buenos, por eso fue el primero al que llamamos. A él le encantó la idea porque era lo que estaba buscando para poder publicar, algo independiente”, dijo Darío.
Con la meta de no detenerse en un primer número, los chicos planearon los próximos libros: un compilado de tres entrevistas propias para el número dos, realizadas a José Pepe Campus, a Pablo Ramos y al chileno Patricio Manns. Y un tercer libro donde se publicarán los poemas de Federico Araya.
Las tapas futuras aún no están pensadas, la meta es contar siempre con artistas locales, pero con la idea de poder pagarles.
“Libros de acá y de allá a precios populares, hechos por nuestras propias manos”, publicó Lampasone en su Facebook. Y aunque los creadores aún no hicieron la presentación oficial, los libros se vendieron como pan caliente en las reuniones a las que asistieron y en los tres puntos de venta fijos: Desnivel Libros, Salta 14 sur, en el quiosco de España y Libertador y en Yoko bar.
“La gente está respondiendo muy bien. Hemos ido a dos eventos y hemos vendido mucho sin haber hecho nada. La gente se sorprende de que cada libro sea diferente, eso gusta mucho. Le gusta la apariencia muy artesanal”, destacó Darío.

El antecedente
En una llamativa página web, la cooperativa Eloísa Cartonera se presenta como un grupo del barrio de La Boca, en Buenos Aires, nacido en 2003. “Fabricamos libros con tapas de cartón. Para esto compramos el cartón que los cartoneros juntan en la calle. Nuestros libros, son de literatura latinoamericana de los autores más bellos que hemos conocido en nuestra vida de trabajadores y lectores”, dicen.
En 9 años de trabajo llegaron a publicar 200 libros de las más variadas y entretenidas obras literarias (poesía, cuento, novela breve, teatro, literatura para chicos) de Argentina y países de América del Sur.
“Somos un grupo de personas que se juntaron para trabajar de otra manera, para aprender con el trabajo un montón de cosas, por ejemplo el cooperativismo, la autogestión, el trabajo para un bien común, como movilizador de nuestro ser”, aseguran.

 

Comentarios ()