Escándalo en la fuerza policial

El comisario Padilla fue procesado por segunda vez por quedarse con otro vehículo del depósito judicial

Es por la causa que se instruye en el Segundo Juzgado de Instrucción por un auto Chevrolet Corsa que estaba en calidad de secuestro desde 2017 y del cual se adueñó mediante una supuesta maniobra ilícita.
martes, 3 de diciembre de 2019 · 13:44

El comisario Gustavo Adolfo Padilla recibió otro revés. El juez a cargo del Segundo Juzgado de Instrucción procesó al ex jefe del depósito judicial de 9 de Julio en el marco de la causa del auto Chevrolet Corsa que permanecía en calidad de secuestro en ese predio y del cual se apoderó mediante una presunta maniobra ilícita. La misma medida tomó contra el oficial Alberto Mauricio Oro, que habría colaborado con el comisario para retirar ese vehículo del depósito. Ambos continuarán detenidos. Y para Padilla, es el segundo procesamiento.

Tal como lo adelantó TIEMPO DE SAN JUAN la semana pasada, el juez Eduardo Raed –que reemplaza momentáneamente al juez Pablo Flores- terminó procesando con prisión preventiva al comisario Padilla por los delitos de peculado, falsificación de instrumento público, estafa e incumplimiento de los deberes de funcionario público, revelaron fuentes judiciales. Sobre el oficial Oro, que prestaba servicio en la Seccional 3ra, el procesamiento es por peculado, falsificación de documento público e incumplimiento de los deberes de funcionario público, indicaron.

El caso del Corsa empezó a investigarse a principio de septiembre pasado a raíz de la denuncia del jefe de la Seccional 3ra, quien descubrió que alguien falsificó su firma en un acta para la entrega de ese coche. Ese vehículo estaba radiado y en el depósito judicial de 9 de Julio desde el 2017 tras un accidente de tránsito en la zona de Trinidad, en Capital. Cuando saltó todo esto, averiguaron sobre el paradero del coche y descubrieron que estaba en poder del comisario Padilla. Así también supieron que éste lo había comprado a los dueños y había hecho todos los trámites para sacar el vehículo de depósito judicial.

Fuentes judiciales señalaron que el comisario Padilla habría cometido una estafa para quedarse con el vehículo. La presunción es que el jefe policial contactó a los dueños –un matrimonio mayor de apellido Naranjo- del vehículo y los convenció para que se lo vendieran a 25.000 pesos, argumentando que tenía una multa y una abultada deuda por la estadía del rodado en el depósito judicial. Como esta gente atraviesa una mala situación económica y se vio en aprietos, optaron por venderle el coche a ese precio, dijeron. El comisario le hizo firmar un boleto de compra-venta. Después buscó la ayuda del oficial Oro de la Seccional 3ra y éste supuestamente le consiguió el acta de entrega del coche, que tenía una firma falsificada. Así habría completado parte de los trámites que le permitió retirar el vehículo del depósito judicial y llevárselo a su casa.

Padilla ya tiene un procesamiento anterior. Es por el supuesto uso indebido de una camioneta Toyota Hilux, que también estaba en el depósito judicial. El juez del Primer Juzgado Correccional procesó en octubre último a Gustavo Adolfo Padilla por los presuntos delitos de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Por si fuera poco, el ex jefe del depósito judicial de 9 de Julio afronta una tercera causa penal  en el Quinto Juzgado de Instrucción por la posible sustracción de autopartes de los vehículos secuestrados en ese predio.

Comentarios