Tremendo

Identificaron al niño fallecido en una pileta en Chimbas: ¿cómo fue el hecho?

Una prima lo encontró sin vida. Su tía quiso reanimarlo, tuvo unas reacciones, lo trasladaron al hospital y allí falleció.
lunes, 2 de diciembre de 2019 · 20:40

Durante la tarde de este lunes, trascendió que un pequeño de 13 años falleció luego de estar bañándose en la pileta de su tía, en Chimbas. La autopsia arrojó que murió a raíz de una asfixia por inmersión. Sin embargo, la pileta era de 1,50 metros y el menor medía más que esa altura. ¿Qué le pasó? ¿Cuál es su nombre?

Según indicaron fuentes policiales, el menor fue identificado como Marcos Gabriel Quiroga, de 13 años, vivía con sus padres en un hogar del barrio Las Calandrias, en Chimbas. Desde el pasado domingo, se encontraba en la casa de su tía, en el barrio Cipolletti, también de Chimbas, disfrutando de unos días con sus primos y tíos.

Durante el mediodía de este lunes, le pidió a la tía si podía bañarse en la pileta que tienen en el fondo, la que es de 1,50 metros de alto. Su tía le dijo que sí, el menor se metió y ella salió por unos momentos del hogar a llevar su perro hacia una veterinaria. Cuando volvió, siguió con los quehaceres de la casa, pensando que el chiquito disfrutaba de la siesta calurosa.

Sin embargo, en un momento, una prima de Marcos salió hasta el fondo y desde lejos ya no veía al fallecido. Cuando se acercó, lo encontró en el fondo de la pileta, sin signos vitales. De inmediato, la muchacha llamó a su madre, quien lo sacó a de la pileta e intentó reanimarlo. A la vez, la familia llamó a la Policía y al servicio de emergencias médicas.

A los primeros intentos de su tía, el chico reaccionó. Fuentes policiales afirman que respondió con la respiración. Luego llegó una ambulancia y lo trasladó de urgencia hacia el hospital Rawson. Sobre las 12:45 de este lunes tiene horario de ingreso al nosocomio.

Lamentablemente, pese a los intentos de los médicos por revivirlo, el adolescente no resistió y falleció a los pocos minutos. Según la autopsia, murió a raíz de una asfixión por inmersión. 

Hay dos versiones respecto sobre qué ocurrió que el niño se ahogara. Desde la Fuerza dijeron que el Marcos sufre de convulsiones, por lo que estaba siendo tratado. Posiblemente, pudo haber sufrido uno de esos ataques y, a causa de ello, quedó acostado en el fondo de la pileta.

La otra hipótesis es que el pequeño también sufre un "tic" que por unos segundos queda estático. Puede haber tenido uno de esos tics cuando se encontraba en la pileta y ahí puede haber fallecido. Sin embargo, la familia contó que esos tics los padece en horas de la mañana. De igual forma, la Policía investiga el hecho.

Comentarios