PEDIDO DESESPERADO

Hacía los deberes con sus hijos, la balearon y quedó postrada en una cama

Gabriela Tello, la mujer que fue baleada en el barrio Tránsito de Oro, en Chimbas, fue dada de alta. No puede caminar y dice que ella era el único ingreso económico de su familia. Conocé su historia.
jueves, 18 de mayo de 2017 · 08:44:00 p.m.

Gabriela Tello hacía los deberes con sus tres hijos pequeños en el living de su casa, en el barrio Tránsito de Oro, en Chimbas, cuando una bala ingresó por la ventana y le pegó en la espalda. 

El tiroteo, protagonizado por una banda rival del Barrio Conjunto 7, fue el domingo 23 de abril y Gabriela pasó casi un mes en el Hospital Rawson, hasta que este  jueves fue dada de alta. 

Desde su casa, postrada en una cama, dio una entrevista a Tiempo de San Juan y contó que no sabe si volverá a caminar. 

 

"Me arruinaron la vida, yo era la que trabajaba para mantener a mis hijos, jamás tuve problemas con nadie", asegura Gabriela.
Ese día la bala podría haber terminado impactando contra su hija más chica pero segundos antes de que comenzara la balacera Gabriela le pidió a su hija que se levantara para buscar algo.
"Yo estaba acá con mis hijos más chicos haciendo los deberes y le dije a mi hija más chica que se levantara a recortar unas figuritas, cuando yo me estaba sentando ahí en su lugar sentí que disparo y como que algo me empujaba" cuenta.
 
La bala le dio en la espalda y dice que lo siguiente que recuerda son "gritos de desesperación".
 
La ambulancia no llegaba porque "no entran al barrio por miedo", asegura y por eso fue un vecino el que la trasladó en su auto particular hasta la comisaría.
 
Ahora, es el marido de Gabriela quien hace los trámites en Acción Social para que ella pueda comenzar la rehabilitación. "Mi marido es discapacitado y ahora se hace cargo de mí, nadie nos ayuda y no entra nada de plata acá", relata la mujer entre lágrimas.
 
 

Ahora Gabriela necesita una cama ortopédica y rehabilitación pero no sabe si volverá a caminar.
"Nadie nos ayuda, el primero día vinieron de la municipalidad y nos trajeron una bolsa de mercadería pero eso se acaba. Yo quería pedirle ayuda al intendente para los chicos", dice la mujer.
 
Gabriela tiene el proyectil alojado en la columna y los médicos le dijeron que están evaluando la operación porque "es más peligroso operar que dejarme así",  sostiene.
 
Por el hecho, aún no hay detenidos y los Tello viven con miedo. "Yo quiero que los culpables paguen por lo que me hicieron", pide, pero aún no hay respuestas. 
 



 

Comentarios (0)

Otras Noticias