° Act
º Máx
° Min
jueves 28
agosto 2014
08:04 hs
El Payo, por su hija

“Mi viejo era mi héroe, mi orgullo, mi amigo y mi confidente”

Tiempo de San Juan habló con Natalia, la única hija de Antonio Matesevach, quien recordó y homenajeó a su padre de mil maneras. Contó anécdotas y como fue su vida al lado del ídolo del ciclismo nacional. Por Carla Acosta.


sábado, 28 de julio de 2012
“Mi viejo era mi héroe, mi orgullo, mi amigo y mi confidente”


Por Carla Acosta
Tiempo de San Juan
Se fue el querido y popular Antonio “Payo” Matesevach y su familia, amigos y amantes del ciclismo lo lloran. Con 38 años y con un gran parecido a su padre, Natalia, única hija del ídolo del ciclismo, habló con Tiempo de San Juan y recordó a quien le dio la vida.
“Humilde, sencillo, tímido, una persona que te sabía escuchar siempre y aconsejar. Respetaba tus decisiones y tiempos, por eso teníamos esa conexión. Las personas que lo conocieron quedaron impactadas, imagínate yo que soy la hija”, lo definió con dolor.
Natalia nació en el año 1974, año en el cual el Payo ganó el pre campeonato del Mundo en Canadá, y junto a él, vivió las grandes glorias y records de un ciclista que supo emocionar a todo San Juan y al país entero. “Todos decían que él era un ídolo, pero yo era muy pequeña para comprender el significado de la palabra; hasta que un día, en el Autódromo el Zonda, un pedalista que llegó primero y cruzó la raya fue saludado por sus familiares y pocos amigos. Papá llegó tercero pero cuando la gente lo vio llegar corrieron todos con una euforia indescriptible para llevarlo en andas y ovacionarlo. Ahí me di cuenta qué era un ídolo”, confesó.
Al recordarlo, sus ojos reflejan orgullo y alegría. Natalia lo evoca como su “héroe”, pero que además fue su padre. Contó que de chica no le gustó compartirlo con el resto de la gente. Dijo que le costó horrores acostumbrarse a los viajes de su papá y confesó que se moría por dentro cada vez que el Payo se iba de su casa para hacer de las suyas con la bicicleta. “Agarraba el calendario y me ponía a contar los días que faltan para que venga. Era un orgullo, pero también caótica esa situación”, explicó Natalia.
Para ella no fue fácil tener un papá ídolo popular, era muy celosa de su padre, y así lo cuenta: “Cuando mi papá llegaba a la carrera, todos rompían el alambrado del velódromo y la última persona en llegar a él era yo. Todos se reían en el auxilio porque yo les decía ´no lo toquen, no lo toquen´ y me desesperaba para llegar a él”.
Otra anécdota que recordó fue cuando ella acompañaba el auxilio, su papá iba al lado en bicicleta y ella le decía “¡dale papi!” y el Payo giraba su cabeza y cada tanto le giñaba el ojo. Para su hija era emocionante y carismática esa situación.
“Como padre era tal como lo vio la gente, así como era él como amigo y esposo. Mi papá ha sido y es mi amigo, confidente y bálsamo en las tempestades. Quien me hacia bajar a la realidad con amor y ternura. Me contenía y me hacia chistes para desdramatizar situaciones”, dijo Natalia.
Luego confesó que desde chica fue muy apegada a su padre y en la adolescencia más compinche de su madre Silvia. Pero cuando se fue de la casa paterna para independizarse, hace diez años, volvió a full el complejo de Electra con Antonio Matesevach; y casi todos los días hablaba tres horas con él por teléfono.
La última vez que vio el rostro de su padre fue el mismo día en el que el ciclista tenía que viajar a Buenos Aires para operarse de un problema estomacal. Natalia, Antonio y Silvia se juntaron en el centro de San Juan para tomar un café y hablar sobre sus cosas. “Fue muy lindo, tomamos un café con leche, hicimos chistes y nos reímos hasta de nosotros mismos. Nunca pensé que iba a ser la última vez que lo iba a ver. Era sano, se tomó un avión y volvió  en una ambulancia sanitaria muerto,  fue un shock”, confesó.
La hija del Payo prefirió vivir el velatorio de su papá desde afuera y mantuvo un bajo perfil. “Tuve un momento de intimidad con mi padre cuando lo terminaron de vestir y lo prepararon para el cajón, ese fue mi momento. El resto fue del pueblo. Él tuvo la posibilidad de correr en el extranjero con contratos millonarios, pero siempre optó por seguir en San Juan. Me parecía que el lugar era para el pueblo sanjuanino, para que pudiera despedirlo así”, contó.
Lo que en ese momento de dolor le sorprendió, fue la calidez de las personas que fueron a despedir a su padre; que según dijo, no sólo lo hicieron por el deportista, sino también por lo buena persona que era el Payo.
“Fue emocionante ver gente que venía desde lejos, humildemente, con sus flores y una foto, con total recogimiento”, dijo. Con una mueca de sonrisa contó que vivió un momento muy extraño durante el entierro de su papá: “Me dio mucha simpatía ver una persona pasada de copas. Tomaba tragos y decía ´ahora qué va a hacer el ciclismo sin el Payo´, y lo llenó de galardones. Mi viejo seguramente le esta picoteando un trago a la petaca. Mi papá, en ese momento, con ese hombre, estaba desdramatizando la situación”, dijo Natalia.

Textuales.
 
“De mi padre heredé la timidez, el perfil bajo y sobre todo, el amor por la naturaleza y los animales”.
“Cuando tenía que hacer un dibujo en el día del padre, yo siempre dibujaba la bicicleta cuadrada con él, y la gente detrás con la radio en las orejas”.
“Para un acto de la primaria, mi papá me acompañó y un niño se dio cuenta que estaba el Payo y alertó a sus compañeros. Rompieron fila y todos cortaban hojas de sus cuadernos para pedirle desesperadamente un autógrafo. Me sentí orgullosa”.

 

 

COMENTARIOS
  1. grafico
    4 - USUARIO | 02/08/2012 | 18:00 hs
    • Positivo (0)
    • Negativo (0)
    • Respuestas (0)
  2. QUE EL ALMA DE ANTONIO DESCANSE EN PAZ DENTRO DE TU CORAZON MISERICORDIOSO DALE PAZ A TODOS SUS SERES QUERIDOS AMEN
  1. grafico
    3 - zaga12 | 02/08/2012 | 08:53 hs
    • Positivo (0)
    • Negativo (0)
    • Respuestas (0)
  2. NATALIA: NO CONOCÍ PERSONALMENTE A TU PADRE, AÚN ASÍ TE TENGO UNA SANA ENVIDIA POR LA RELACIÓN QUE TUVISTE COMO HIJA CON ÉL. MUCHOS COMO YO RECIÉN ESTAMOS CONOCIENDO COMO FUÉ EL COMO PERSONA, Y VERDADERAMENTE, FUÉ Y SERÁ UNA ÍDOLO, Y UN ORGULLO PARA SAN JUAN, NO LO DUDES.
  1. grafico
    2 - USUARIO | 01/08/2012 | 17:26 hs
    • Positivo (0)
    • Negativo (0)
    • Respuestas (0)
  2. querida amiga, te acompaño en este dificil momento con todo mi corazón. Sos una maravillosa personita. te quiero mucho!!y me gustaría darte un abrazo personalmente.
  1. grafico
    1 - roxifoxi16 | 29/07/2012 | 01:48 hs
    • Positivo (0)
    • Negativo (0)
    • Respuestas (0)
  2. Nati: al leer la nota se me vinieron a la mente tantos recuerdos del colegio, las fiestas, los cumpleaños, el Payo rodeado de gente, mi vieja entre ellos, aún guarda una foto autografiada por él...tantos momentos lindos compartidos que los tengo muy guardados en mi corazón. Te deseo toda la fuerza del mundo. Rosana Sánchez
MÁS NOTAS DE ESTA SECCIÓN
  • Así formarían los grandes

    Así formarían los grandes

    Con refuerzos que llegaron durante esta semana y con salidas repentinas, ¿cómo formarían hoy los "grandes"?

  • Sergio Cerdera no recuerda lo que le pasó

    Sergio Cerdera no recuerda lo que le pasó

    Si bien ya salió del coma farmacológico el motociclista tiene problemas para dicernir los tiempos cronológicos según explicó su mamá. Cerdera sufrió un fuerte golpe en la cabeza cuando entrenaba en su moto. Mirá la nota de Canal 13.

Santiago del Estero 111 (N) // CP:5400 / San Juan // TEL (0264) 4084752

Copyright 2011 · Tiempodesanjuan.com | Todos los derechos reservados

Contacto comercial:
0264 4084690
email: comercial@tiempodesanjuan.com

» VER MEDIAKIT
Redacción:
0264 4084752
0264 4278480

Santiago del Estero 111 CP 5400.